Una madre a la que le surgió cierto “desorden mental” y un marido frío que no pudo soportarlo echó a esta mujer y al bebé gritándoles “¡El hijo de una loca es un demonio!”.

Así comenzó todo…

De nada sirvió el pedido de clemencia de su mujer, sus lágrimas sinceras no conmovieron al corazón petrificado de ese hombre.

Ambos quedaron a la merced, en la calle. Sin techo, sin comida. Solos, en el desamparo de la indiferencia.

Se mantuvieron sin embargo unidos. Ella procuró alimento y transformó los desechos que encontraba en amor y nutrición.

Su bebé, pese a estar desnudo y sucio, sentía un refugio en ese dulce corazón.

Y tan grande fue esa expansión maternal que el universo así respondió.

Poco tiempo después una pareja los vio. Finalmente alguien se apiadó.

¿Cómo termina esta hermosa historia que realmente ocurrió?

¡No te la pierdas! Regala a quien la vea una gran lección.

 

videoPlayerId=2a5e1b9e4

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas

DESTACADAS Ver más