A pesar de tener mala suerte, una pareja de Oklahoma City, Estados Unidos, a menudo ayudaba a las personas necesitadas. Sorprendentemente, el acto de amabilidad de la pareja fue correspondido cuando su calentador dejó de funcionar durante el frío invierno.

Stacy y Josh Lemonds viven en una humilde morada que se construyó en 1945. Como la casa era vieja, las luces no funcionaban del todo bien durante años y varias tomas de corriente estaban muertas.

Pero este enero, los Lemond regresaron a su casa para descubrir su peor pesadilla, un calentador había dejado de funcionar.

Foto cortesía de Stacy Lemonds

“Llegamos a casa y hacía mucho frío y pensamos, ‘¿por qué no está funcionando el calentador?'”, Dijo ella a KFOR Oklahoma’s News 4.

En declaraciones a La Gran Época, Stacy dijo: “Fue el cableado de la casa que estaba demasiado viejo, por lo tanto, la caja de alimentación eléctrica en la casa dejó de funcionar”.

Debido a esto, la pareja tuvo que luchar con las temperaturas frías dentro de su casa. Ellos podían buscar quien lo reparara; sin embargo, no podían costearlo, ya que ambos estaban sin trabajo en ese momento.

“Sabíamos que el cableado estaba malo durante meses, pero no teníamos dinero para repararlo”

Si bien las cosas fueron difíciles, los Lemond se dirigieron a Dios en busca de ayuda y comenzaron a orar.

Foto cortesía de Stacy Lemonds

Finalmente, sus oraciones fueron contestadas. Después de que la pareja compartió sus difíciles circunstancias con el grupo de la iglesia, Joshua Matthews respondió de inmediato.

Aunque los Lemonds apenas conocían a Joshua, recordaron haber comido en su casa cuando su esposa se enfermó unas semanas antes.

Trabajando como aprendiz en Dane Electric, Joshua se ofreció a ayudarlos a arreglar el cableado. Les envió un mensaje y les dijo: “Oye, ¿sabes que soy electricista y vivo a solo diez minutos de distancia?”.

Te puede interesar:

videoPlayerId=87c5b681f

Cuando Joshua llegó a la casa de los Lemond, inspeccionó el cableado y llamó a Oklahoma Gas & Electric Company (OG&E) para obtener ayuda después de darse cuenta de que había algunos “grandes problemas”.

Esa noche, OG&E llegó a la casa de la pareja. Preocupados de que los cables corroídos pudieran representar un peligro de incendio, OG&E sacó el medidor.

“No nos permitieron tener electricidad hasta que se reparó e inspeccionó”, dijo Stacy.

Foto cortesía de Stacy Lemonds

Al enterarse de las desafortunadas noticias, el líder del grupo de la iglesia se ofreció a pagar la estadía en un hotel a la pareja, y Joshua hizo todo lo posible por ayudar. Se ofreció como voluntario para arreglar el cableado con la ayuda del electrico Christian Harbison, su colega en Dane Electric.

Asegurándose de que la casa de los Lemonds cumpliera con las regulaciones requeridas, Joshua y Christian trabajaron hasta pasada la medianoche durante numerosos días para reemplazar los cables corroídos.

Mientras Joshua estaba trabajando duro, Stacy y Josh se sentaron en el auto mientras llovía, mirándolo en silencio.

“Hacía frío y no quería que se lastimara porque subía las escaleras de aluminio, y no quería que se resbalara y cayera en la oscuridad”, dijo Stacy. “Es solo un amigo increíble y un sirviente de Dios, es realmente un sirviente”.

Los electricistas hicieron el trabajo después de instalar el nuevo cableado. La parte más maravillosa fue que Dane Electric no le cobró a los Lemonds un centavo por todo este arduo trabajo.

Pero no solo terminó en eso. Para compensar la amabilidad de Joshua, Stacy colaboró ​​con KFOR News para darle una grata sorpresa: un premio de USD $ 400 del First Fidelity Bank.

Como era de esperar, Joshua fue tomado por sorpresa. Pensó que su compañía lo había enviado a la casa de los Lemond para una nueva inspección.

Joshua, dijo humildemente: “Es lo que cualquiera debería hacer”.

“Ha sido una experiencia increíble ver el amor de las personas, dijo Stacy.

Foto cortesía de Stacy Lemonds

¡Una buena acción merece otra! Los Lemonds le habían hecho un favor a Joshua y a su esposa desinteresadamente. Sin embargo, al final, fueron recompensados ​​por su amabilidad.

“A pesar de que Josh y yo no podemos devolver mucho, buscamos a alguien a quien ayudar diariamente, incluso si es con una oración o simplemente estar ahí para alguien que está sufriendo”, dijo Stacy a The Epoch Times.

“Distribuimos bolsas para cargar artículos a las personas sin hogar lo más que podemos, ya que eso nos ayuda a mantenernos enfocados en los demás”, agregó.

Foto cortesía de Stacy Lemonds

Aunque Stacy y Josh ahora están trabajando en empleos de medio tiempo, su situación financiera sigue siendo sombría y se están atrasando en los pagos de sus hipotecas. Durante sus tiempos difíciles, continúan poniendo su fe en Dios.

“Dios provee siempre y cuando pongas fe y confianza en él. “Poner a Dios primero y devolver sin expectativas es la clave para una vida rica”, dijo ella.

Ella continuó: “Nuestra situación financiera sigue siendo precaria, pero estamos seguros de que Dios hará una gran obra en su tiempo, no en el nuestro”.

A través de esta conmovedora historia, Stacy desea dar a otros la esperanza de mantenerse fuertes en tiempos difíciles.

Te puede interesar:

videoPlayerId=aa182c1e3

Categorías: Historias

Video Destacados

Esta é uma das coreografias acrobáticas mais impressionantes que você verá em muito tempo!