Un crucero es uno de esos viajes maravillosos que siempre se antojan, y definitivamente es algo que puede tener sorpresas y hacerte cambiar la forma en que ves la vida.

Y eso mismo le pasó a un hombre que mientras viajaba en un crucero, se fijó en una anciana. Esta señora, parecía ser bien famosa en el crucero pues todos los camareros la saludaban y además todos querían atenderla.

El hombre sorprendido y un tanto curioso, decidió investigar, y lo que descubrió lo dejó sin poder decir una palabra.

También puede interesarte:

videoPlayerId=aa182c1e3

Ad will display in 09 seconds

El hombre pensaba que quizás fuera la dueña de la compañía de cruceros o alguien importante, así que decidió preguntar. Cuando pasó un camarero, lo paró y le preguntó si conocían a la anciana. El camarero respondió que lo único que sabía es que la anciana había estado en los últimos 4 cruceros, pero que no sabía la razón.

Pero todo cambió cuando una noche después de cenar, el hombre se cruzó con la anciana y se animó a iniciar una conversación con ella. 

Nada más saludarla el hombre le preguntó si era verdad que había estado en los últimos 4 cruceros, a lo que ella respondió que sí. Pero el hombre seguía sin entender nada.

¿Por que una señora de su edad estaría sola en un crucero por varios meses? ¿Tenía familia? ¿Quién era ella?

Lo extraordinario de es esta historia es que está basada en hechos reales. Según el portal web La Nación, la señora se llamaba Beatriz Muller, tenía 86 años de edad y era pasajera del crucero Queen Elizabeth II.

Mira a continuación el vídeo y sabrás cuál fue la respuesta que le dio al hombre cuando este le preguntó por qué viajaba tanto tiempo en el crucero.

videoPlayerId=5f49d92c6

Ad will display in 09 seconds

También te puede interesar:

videoPlayerId=a3951983f

Ad will display in 09 seconds

Lee historias con valores y toda la actualidad mundial >Haciendo click aquí – BLes.com<

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Essa cacatua gosta de jogar futebol, veja como ela chuta a “bola”!