Erika Tovar estaba conduciendo por la calle en el pequeño pueblo de Caldwell, Idaho, Estados Unidos, cuando vio algo que la hizo detener su auto al instante.

Un anciano llamado José Gómez había estado bajando lentamente por la acera cuando tropezó y se cayó. Mientras yacía en la acera tratando de levantarse, Erika fue testigo de un espectáculo agradable y refrescante: cinco adolescentes que estaban caminando a casa desde la escuela vieron a José en el suelo y fueron corriendo a ayudarlo.

Mientras Erika observaba, los adolescentes Víctor Ornelas, Isaac Hernández, Diego Ramírez, Devan Ornelas y Josh Sorg trabajaron juntos para ayudar a José a levantarse de la acera. Ella comenzó a tomar una serie de fotos mientras los niños guiaban cuidadosamente a José por la calle hacia su casa.

Una vez en su puerta lo llevaron adentro y uno de los muchachos llevó un poco de alcohol para limpiar la herida que José había sufrido.

Después de ayudarlo a que se instale cómodamente en su casa, los niños se fueron y continuaron con su día. No tenían ni idea de que estaban a punto de convertirse en héroes locales gracias a las fotos tomadas por Erika.

La mujer subió las fotos a su página de Facebook con la leyenda, “Felicita a estos jóvenes por ayudar a un anciano a levantarse del suelo después de que se cayera”.

El posteo se volvió viral, y para cuando las agencias de noticias locales fueron a llamar a los chicos ya habían ganado una pequeña cantidad de fama en su comunidad. Un negocio local llamado Sweet Spot Bakery vio lo que los niños habían hecho y los invitó a comer algo gratis como recompensa.

Este tipo de actitud debe ser alentada y elogiada cada vez que ocurre. Recuerda esta historia la próxima vez que escuches algo negativo sobre la generación más joven; por cada manzana podrida hay una docena más de niños y adolescentes maravillosos que ya saben lo que significa ser parte de una comunidad.

Te puede interesar:

videoPlayerId=fc5461151

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Exercícios incríveis que podem ser feitos em casa para você que não está na academia de musculação