.Eric Lafforgue es un fotógrafo que viaja mucho por el mundo. En Corea del Norte estuvo seis veces, entre el 2008 y el 2012. Durante sus viajes logró fotografiar la vida en el país tal y como es, y sacar esas imágenes secretamente en tarjetas de memoria. Sin embargo, la sexta visita de Eric al país fue la última porque el gobierno de la RPDC le prohibió el ingreso de por vida por su negativa a eliminar de Internet las fotos que muestran el lado negativo de la vida en el país de los tres Kim.

Las personas que lograron escapar del régimen de los Kim revelaron detalles escalofriantes sobre la vida diaria en Corea del Norte. Pero, a la vez, muchos norcoreanos consideran que su vida es feliz, aunque solo sea porque no conocen otra.

Las fotografías tomadas por Eric Lafforgue muestran la vida del “país de la frescura matutina” que, generalmente, está oculta de las miradas ajenas. En realidad, el fotógrafo tuvo mucha suerte: si, cuando salía del país, los guardias fronterizos de Corea del Norte hubieran encontrado las fotos ilegales, Eric habría tenido grandes problemas, incluído un posible arresto.

Estas son algunas de las miles de fotos tomadas por Eric Lafforgue en Corea del Norte, para que puedas tener tu propia opinión sobre la vida en la parte norte de la península coreana.

1.

Enamorados en Pyongyang, año 2008.

Esta foto es muy, muy inusual para Corea del Norte, porque la expresión pública de sentimientos aquí, al igual que en la mayoría de los países asiáticos, se considera algo muy indecente. Además, esta fotografía, que sería común en el resto del mundo, aquí se considera prohibida, ya que las autoridades locales no permiten fotografiar a los militares, especialmente en sus momentos de descanso.

2.

Mujeres militares junto al Monumento a la Idea Juche, Pyongyang, 2012.

Otra foto “tabú” de los militares, esta vez de mujeres. En 2015, debido a la escasez de hombres en edad de reclutamiento, las mujeres también comenzaron a formar parte del ejército. A los 17 años, todas las jóvenes norcoreanas deben presentarse en la estación de reclutamiento para ir al ejército por unos 7 largos años. Las condiciones de servicio para mujeres y hombres son las mismas, e igualmente difíciles: los militares viven en cuarteles fríos y, al igual que la mayor parte de la población del país, a menudo sufren de desnutrición, y las mujeres, además, de falta de higiene básica.

3.

Los Pioneros de Corea del Norte que se preparan para rendir homenaje a los grandes líderes del país, Pyongyang, 2012.

Fotos de este tipo también pueden caer en la categoría de prohibidas, y por varias razones. Una de las causas puede ser el pañuelo corrido de uno de los Pioneros; otra, el hecho de que, en la foto, los niños pueden parecer demasiado cansados ​​por estar desnutridos. Las autoridades de la RPDC niegan el hecho de que la mayor parte de la población del país no tenga suficiente comida, pero la dieta diaria de la mayoría de los norcoreanos consiste en 200 gramos de maíz, el tradicional repollo fermentado, kimchi, y agua. Por cierto, contrariamente a lo que se cree, en Corea del Norte el arroz es un plato más bien festivo, y no de todos los días.

Sin embargo, será justo aclarar que hoy en día los habitantes de la RPDC ya no se mueren de hambre como hace 20 años: desde el año 2013, los cultivos de cereales en el país han ido aumentando año tras año, lo que permite proporcionar a la población al menos lo más necesario.

4.

Pasillo de una de las estaciones de metro de Pyongyang, año 2012.

El metro de Pyongyang es un objeto estratégico y, por lo tanto, solo se puede fotografiar con el permiso de los guías. Además, a los extranjeros solo se les permite visitar 3 estaciones, entre las que pueden viajar en un vagón de tren, y siempre acompañados por un guía. En cuanto el tren llega a la última de esas 3 estaciones, se les pide a los extranjeros que bajen a la plataforma. Y este pasillo, por supuesto, no está incluido en la lista de lugares del metro permitidos para fotografiar.

5.

Casas residenciales en Kaesong en la frontera con Corea del Sur, 2012.

Las fotografías de los edificios residenciales, especialmente los que no se consideran ejemplares, son otro tabú para el fotógrafo. Por cierto, aquí se puede ver la ausencia de cortinas en las ventanas, que no se debe a una prohibición, según suele creerse, sino, simplemente, a que la mayoría de los habitantes de Corea del Norte no tienen los medios para comprarlas.

6.

Las mujeres venden comida en Hamhung, 2012.

En Corea del Norte, como en toda Asia, hay puestos con comida callejera. Sin embargo, aquí la variedad de platos es muy escasa, básicamente se le ofrece a los transeúntes el tradicional repollo fermentado coreano, kimchi. Aquellos que lo han probado dicen que es muy sabroso y muy, muy picante, tanto que un extranjero no preparado puede llegar a tener problemas con el estómago.

7.

Estatuas de Kim Il-sung y Kim Jong-il, Pyongyang, 2012.

Esta foto del monumento de los dos líderes de la RPDC también podría no gustarle al gobierno, ya que los líderes de bronce fueron fotografiados desde un costado, aunque oficialmente solo está prohibido tomarles fotos de atrás. Además, bajo ningún concepto se permite “cortar” la cabeza y las piernas de los monumentos, o repetir sus poses para una fotografía. Por cierto, también está prohibido fotografiar cualquier imagen de los líderes que tenga una sombra encima.

8.

Tranvía rojo, Pyongyang, año 2012 .

Y otra foto, a primera vista inocente, que también podría prohibirse. ¿Cuál es el motivo? Mira el tranvía detenidamente: la antigüedad, los bordes oxidados y los cristales rotos hablan claramente sobre el estado general del transporte urbano en la RPDC. Por cierto, en las provincias no hay ni indicios del transporte público, la gente se traslada a la antigua usanza, en carrozas a tracción de caballos.

9.

Casas viejas en Kaesong, año 2011.

Estas casas, bastante lindas a la vista, en realidad son muy incómodas para vivir. Para calentar la casa (y los inviernos en Corea del Norte no son los más cálidos), se utilizan unos hornos que sirven de calentador y “estufa” en la que se prepara la comida al mismo tiempo.

10.

Fila en la parada del transporte público, Pyongyang, 2011.

Teniendo en cuenta el estado del transporte público, las interrupciones de electricidad y la falta de combustible, la cola en la parada es un fenómeno habitual y cotidiano. Es obvio por qué estas fotos no le gustan al gobierno.

11.

Una mujer intenta evitar ser fotografiada, Hamhung, 2011.

A los residentes locales realmente no les gusta que les tomen fotos; muchos absorben el miedo a los extranjeros con la leche materna. Y, obviamente, al gobierno tampoco le gusta esta imagen: una mujer entrada en años y un niño que se ven demacrados y no demasiado felices.

12.

Una fábrica textil que produce tejido sintético utilizado en sastrería, Hamhung, 2011.

Al igual que cualquier planta en Corea del Norte, una fábrica textil es una instalación estratégica, o sea secreta. Y aunque la fábrica en sí se muestra a los turistas, está prohibido visitarla, y se debe tener cuidado al fotografiarla; no hay que olvidar que los habitantes del “país de la frescura matutina” muchas veces piensan que los extranjeros tienen malas intenciones.

13.

Revisión ocular en el hospital modelo de Pyongyang, 2011.

En esta fotografía hay un error que tal vez no se note inmediatamente: la joven que es la “paciente” se cubre un ojo con una cuchara, mientras que el otro ojo está cerrado. ¡Pero el doctor le está revisando la vista! Seguramente algo así no sería pasado por alto por aquellos que vigilan a los turistas que están tratando de guardarse una imagen semejante. A pesar de que escenas demostrativas como esta en general están perfectamente ensayadas, los “actores” no son inmunes a los errores.

14.

Los niños se preparan para trabajar en tierras agrícolas colectivas, Pyongyang, año 2010.

Todos los ciudadanos de Corea del Norte, sean adultos o niños, deben beneficiar a su país y hacer todo lo posible para ayudar a los Grandes Líderes a mejorar la vida de sus conciudadanos. El trabajo en los campos colectivos es uno de los deberes de los estudiantes, que son usados regularmente como mano de obra gratuita. Por cierto, a diferencia de la mayoría de los países pobres, Corea del Norte tiene una educación excelente: el 99% de los residentes sabe leer y escribir.

15.

Los soldados sacan el césped, Pyongyang, 2009.

Los guías coreanos prohíben categóricamente tomar fotografías de este tipo de escenas, que se pueden ver bastante seguido en Pyongyang. El tema es que “en Occidente” puede parecer una confirmación de que la gente de Corea del Norte se está muriendo de hambre. Pero a pesar de que la dieta diaria de la mayoría de los norcoreanos es muy modesta, y la hierba muchas veces se usa para cocinar, en realidad los militares extraen manualmente las hierbas amarillas para que el césped sea perfecto.

16.

Mujeres militares ayudan a trabajar las tierras agrícolas, 2008.

El servicio militar en el ejército norcoreano es, en general, un trabajo relacionado con la ayuda a los trabajadores y a los campesinos: las manos escasean constantemente, ya que la mayoría de las tierras del país son de poca utilidad para la agricultura. Además, alguien tiene que vigilar a los campesinos que no siempre trabajan como el gobierno del país lo exige. Pero, según la versión oficial de las autoridades, el ejército solo ayuda a los campesinos a cumplir las tareas establecidas por los Grandes Líderes.

17.

Un camión “hirviendo” en la carretera, año 2011.

Debido a la falta de combustible, muchos automóviles fuera de Pyongyang utilizan gas, que se produce durante la quema de carbón. No es de extrañar que ese combustible, usado en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, provoque la avería de los vehículos que ya no son demasiado resistentes.

18.

Un pueblo cerca de la cordillera Chilbo-san, año 2010.

Según Eric Lafforgue, después de sacar esta foto, el guía le quitó la cámara. La razón es obvia: la pobreza aquí es absolutamente evidente.

19.

Una joven con una computadora en un apartamento ejemplar, Hamhung, 2011.

Parecería que es una escena habitual de la vida moderna: una joven sentada frente a una computadora. Si no fuera por un “pero”: la computadora no funciona. La razón es clara para cualquiera que haya estado en Corea del Norte: los cortes de energía son comunes aquí porque hay una falta catastrófica de centrales eléctricas el país.

20.

Alambre de púas de alta tensión en la costa del Mar de Japón, 2008.

Según la versión oficial, el objetivo de este cerco es proteger a Corea del Norte de los enemigos. Sin embargo, lo más probable es que se haya hecho para mantener a los ciudadanos del país dentro de sus fronteras, ya que aquellos que quieren escapar del régimen aprovechan todas las oportunidades para abandonar la RPDC.

Foto de portada Eric Lafforgue/flickr, Eric Lafforgue/flickr.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Brillante rutina de patinaje con música latina hace vibrar a Corea del Sur

DESTACADAS Ver más