Todas las personas tienen mucho que agradecer a los agentes del orden. Estos hombres de azul se encuentran con todo tipo de cosas en el cumplimiento de su deber, y al final del día, acaban salvando muchas vidas. A veces se encuentran en situaciones difíciles, pero están entrenados para ser pacientes, y al hacerlo, se convierten en héroes.

Aunque el nombre de “policía” no siempre te hace sonreír (puedes pensar en esposas y una celda), deberías tomarte un momento para pensar en lo que estos oficiales enfrentan todos los días para mantenerte a ti y a tus seres queridos a salvo.

El policía estatal Michael Shaw estaba haciendo su trabajo, cuando recibió una llamada indicándole que había una emergencia, en la que un hombre estaba a punto de saltar de un puente de la autopista. Esta noticia fue impresionante, pero tenía que actuar rápido si quería salvar la vida de ese hombre.

Puede que no sepamos mucho sobre la aplicación de la ley y el protocolo para disuadir a las personas suicidas, pero sabemos que si el agente Michael se hubiera equivocado, el hombre podría haber dado el salto mucho antes de lo esperado.

Shaw llegó a la escena, e inmediatamente se enfrentó a un dilema; acercarse o no al hombre, o buscar ayuda de otra persona, pero debía actuar rápido ya que en cualquier momento podría saltar y sería una gran tragedia. Razonar con una persona suicida puede ser una tarea difícil.

Te puede interesar

videoPlayerId=cb9cef28f

Lo primero que le vino a la mente al oficial Shaw fue buscar ayuda del oficial de tránsito. Pidió que se redirigiera el tráfico. Los agentes pidieron ayuda a los camioneros y, después de explicar la situación, se mostraron encantados de ayudar.

Pronto, más de seis camiones se alinearon bajo el puente uno al lado del otro, creando una plataforma para que el hombre no se lastimara. Si el hombre decidiera saltar, probablemente sufriría algunas lesiones pero no moriría ya que el impacto con los camiones sería mucho menos dañino que con el asfalto.

Los otros conductores se estaban impacientando, pero cuando se dieron cuenta de lo que estaba pasando, no les importó en absoluto. Todos querían ayudar a salvar la vida de una persona, y todo lo demás podía esperar.

Michael y su equipo se pusieron manos a la obra para convencer al hombre de que había otras maneras de tratar su problema. Después de cuatro horas más o menos, lograron sacarlo del puente y lo llevaron inmediatamente a un lugar para que recibiera ayuda psicológica. ¡Le salvaron la vida! 

El suicidio no es la respuesta, hay muchas otras maneras de lidiar con lo que sea que te esté haciendo mal. Si necesita ayuda o conoces a alguien que esté considerando suicidarse, asegúrese de comunicarse con la policía, los líderes religiosos locales, los consejeros o cualquier otra persona que pueda ayudar. 

Comparte esta increíble historia con tu familia y amigos, seguro se sorprenderán. 

Te puede interesar

videoPlayerId=d831d2a33

 

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Una mesa que esconde diseños realmente increíbles, ¡descúbrelos!

DESTACADAS Ver más