1. La forma del pie

Si la forma del pie cambia drásticamente puede ser un fuerte signo de diabetes, según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases Health Information Center. Por ejemplo, el daño nervioso causado por la diabetes puede llevar a cambios en la forma de los pies, por ejemplo, puede comenzar a hincharse y cambiar de color. Después de eso, los huesos y los dedos pueden desplazarse o incluso romperse, lo que puede causar que los pies tengan una forma extraña.

2. Hinchazón

Muchas enfermedades pueden causar pies hinchados, como una enfermedad cardíaca, insuficiencia renal o hepática. Estos problemas pueden resultar en una acumulación excesiva de líquido (edema) que a menudo se concentra en las piernas y los pies, causando hinchazón.

Algo de hinchazón en los pies y tobillos es normal durante el embarazo. Sin embargo, si se trata de un embarazo avanzado donde aparece hinchazón repentina o excesiva, puede deberse a una afección grave llamada preeclampsia, y debe consultarse a un médico inmediatamente.

3. Color violeta o azul

Los pies que de repente se tornan de color púrpura o azul pueden indicar que un individuo tiene condiciones médicas subyacentes. Ejemplos de enfermedades que pueden cambiar el color del pie a tal grado son: enfermedad arterial periférica, enfermedad de Raynaud y diabetes, según Medical News Today. La razón por la cual los pies cambian de color se debe al hecho de que no llega suficiente oxígeno al área. De cualquier manera, los pies que tienen tal decoloración deben ser examinados por un profesional médico para proporcionar el tratamiento apropiado para la causa subyacente.

4. Pies rojo o inflamado

Las personas pueden encontrar que ocasionalmente tienen los pies rojos o inflamados debido a erupciones como resultado de una reacción alérgica. Sin embargo, los pies que tienen estas características de manera consistente son causados por un problema más serio, y es el resultado de tener el trastorno autoinmune llamado lupus eritematoso sistémico, o lupus, según Medical News Today.

5. Pies fríos

Muchas condiciones de salud pueden hacer que los pies de una persona se enfríen, como tener una tiroides poco activa, diabetes o anemia, según Healthline. Todas estas condiciones causan una mala circulación sanguínea, lo que hace que los pies se enfríen. Cualquier persona que constantemente tenga los pies fríos necesita ver a su médico para que le haga algunas pruebas para determinar la causa.

También te puede interesar:

videoPlayerId=b18633ebb

6. Calambres constantes

No hay que preocuparse por los calambres ocasionales, pero si se trata de calambres regulares, entonces podría haber algunas causas graves. De acuerdo con Healthline, la deshidratación y la falta de minerales, como potasio, magnesio y calcio, en tu dieta puede causar calambres musculares en los pies, que pueden ser tratados fácilmente. Sin embargo, si los calambres continúan incluso después del tratamiento, entonces puede ser una señal de que hay daño nervioso.

7. Color y condición de las uñas

Ocasionalmente, las uñas de los pies pueden tornarse negras debido a algo tan simple como una lesión o un golpe. Sin embargo, según WebMD, otras causas graves pueden entrar en juego. Por ejemplo, las uñas negras de los pies pueden deberse a una forma grave de cáncer de piel llamado melanoma maligno. Las uñas negras y amarillas también pueden ser el resultado de una infección micótica, mientras que las uñas verdes pueden ser el resultado de una infección grave. El punto es que cualquier tipo de decoloración grave de las uñas debe ser tomada en serio y debe ser examinada por un podólogo.

8. Piel seca y agrietada

Las personas que viven en climas más fríos con inviernos duros van a ser más propensas al eccema y otras condiciones de la piel debido al aire seco. Sin embargo, si la condición de la piel no mejora después de una hidratación constante, entonces es probable que la razón sea otra.

Según Very Well Health, la desnutrición, la diabetes o el hipotiroidismo pueden causar que los pies se resequen y se agrieten. Otras condiciones que causan malabsorción digestiva, como la enfermedad celíaca, también pueden ser culpables. Esto se debe a que los ácidos grasos esenciales, las vitaminas y los minerales no se absorben adecuadamente, lo que provoca que la piel se reseque y se agriete. Esto significa que si la afección persiste incluso después de usar crema para los pies, es necesario acudir al podólogo.

9. Olor

EL mal olor puede deberse a una forma de infección, siendo la forma más común el pie de atleta, que es causado por un hongo. Según el Dr. Harper, la forma de curar el pie de atleta es acostumbrarse a secarse entre los dedos después de ducharse y pasar el mayor tiempo posible descalzo para permitir que el pie se seque. Además, cambiarse los calcetines todos los días y usar fibras naturales en lugar de las hechas por el hombre ayudará. Otra causa puede ser la hiperhidrosis, que significa sudoración excesiva, y estos temas deben ser discutidos con un médico.

10. Úlceras constantes

Una úlcera puede aparecer como un cráter rojo y poco profundo, y puede afectar la piel de la superficie o también puede ocurrir profundamente en los tendones o huesos, como explica Drugs.com. Las úlceras constantes pueden ser el resultado de diabetes, neuropatía periférica o problemas circulatorios. Las personas que tienen neuropatía periférica pueden tener úlceras en los pies con bastante frecuencia, ya que no sienten el dolor debido al daño nervioso. Por lo tanto, si tienes úlceras en los pies, no debes descuidar el tema y debes ir a ver a un médico para tratarlo de inmediato.

También te puede interesar:

videoPlayerId=700256925

Categorías: Vida

Video Destacados

Essa cacatua gosta de jogar futebol, veja como ela chuta a “bola”!