Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump hizo un llamado a General Motors para que reabra una planta de fabricación de Ohio, que recientemente cerró y dejó a 1.700 personas sin trabajo.

El presidente twitteó ayer domingo, revelando que tuvo una conversación con la directora general de la compañía, Mary Barra.

Acabo de hablar con Mary barra, CEO de General Motors sobre la planta de Lordstown, Ohio. No estoy contento de que esté cerrada cuando todo lo demás en nuestro país está en auge. Le pedí que lo vendiese o hiciera algo rápido. Ella culpó a la Unión de la UAW [United Automobile Workers] — no me importa, ¡sólo quiero abrirla!

Asimismo reforzó esta mañana sobre el tema, en dos tweets seguidos diciendo:

“General Motors y la UAW [United Automobile Workers] van a comenzar “charlas” en septiembre/octubre. ¿Por qué esperar, empezar ahora! Quiero que estos trabajos se queden en los EE.UU. Lordstown (Ohio), en una de las mejores economías de nuestra historia…”

“Todos están regresando a los Estados Unidos. Y todos los demás. Ahora tenemos la mejor economía del mundo, la envidia de todos. Que la planta grande y hermosa de Ohio se abra ahora. Cierre una planta en China o México, donde invirtió tan fuertemente pre-Trump, pero no en los EE.UU. ¡Traiga puestos de trabajo a casa!”

El cierre de Lordstown se ha convertido en un tema candente en esa área de Ohio. Trump se unió a una coalición de legisladores de Ohio en un esfuerzo por hacer que la planta de Lordstown vuelva a funcionar.

Más de 16 millones de vehículos se fabricaron en la planta de Lordstown durante sus 53 años de historia hasta que GM la cerró a principios de este mes como parte de una “reorganización masiva”. 

El sindicato United Automobile Workers, representa a los empleados que perdieron sus empleos en el cierre de Lordstown. Anteriormente, Trump le había dicho a un líder de la UAW, David Green, que “actúe en conjunto y produzca” para los trabajadores de Lordstown.

General Motors dijo en un comunicado emitido el domingo por la noche que el futuro de las plantas programadas para el cierre “se resolverá entre GM y la UAW”. El fabricante de automóviles también dijo que tiene “oportunidades disponibles para prácticamente todos los empleados afectados” en las plantas que estarán cerrando.

En varias oportunidades, el presidente Trump ha elogiado a la automotriz Toyota  por sus inversiones en los EE. UU., así como ha criticado a otras compañías estadounidenses por no hacer más para apoyar a la economía de su país, la cual ya está en pleno auge. Por ejemplo, ha pedido públicamente a Apple que cambie la mayor parte de su fabricación de China a los Estados Unidos, ahora que hay un importante recorte de impuestos en su gestión que los favorecería.

La economía estadounidense en el 2018 y en lo que va de este 2019, supera sustancialmente las tendencias de años anteriores. 

Muchos estados de EE. UU. están experimentando economías prósperas; más de 40 cumplirán o excederán las expectativas de ingresos, según una encuesta de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

Ir a la portada de BLes.com.

Video Destacados