DINARD, Francia (AP) — Los ministros de Exteriores del Grupo de los Siete, que engloba a las economías más desarrolladas del mundo, cerraban el sábado una cumbre de dos días en el balneario francés de Dinard con la esperanza de cerrar acuerdos conjuntos sobre una serie de retos globales y de sentar las bases para la reunión del G7 que tendrá lugar en Biarritz en agosto.

Diplomáticos de los países del G7 – que incluye a Estados Unidos, Francia, Canadá, Japón, Alemania, Italia y Gran Bretaña – trabajaban en una declaración conjunta sobre la lucha contra el tráfico de drogas, armas y migrantes en la problemática región africana del Sahel, sobre la lucha contra los ciberdelitos y el final de la violencia sexual contra la mujer en zonas de conflicto, especialmente en África.

Pero funcionarios estadounidenses señalaron que también se abordarán los puntos de discordia. El vicesecretario de Estado, John J. Sullivan, señaló que Washington utilizará el foro para impulsar el reconocimiento del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, que está respaldado por Estados Unidos, como presidente de la nación sudamericana.

Guaidó se embarcó en una campaña internacional para derrocar al gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro mientras se agrava la crisis en un país que, en el último mes, ha sufrido cortes de energía habituales.

Washington parece no estar de acuerdo con la posición de Roma sobre la situación en Venezuela, ya que Italia es el único del G7 que no ha reconocido a Guaidó.

Estados Unidos y Canadá han adoptado una posición proactiva para buscar respaldos al líder opositor, según funcionarios franceses. Pero hay una alarma generalizada luego de que Guaidó fue despojado de su inmunidad por legisladores leales a Maduro a principios de semana.

“Con Juan Guaidó despojado de su inmunidad (…) no queremos que la situación se agrave”, declaró el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, en Dinard el sábado. “Seguimos opinando que deberían celebrarse elecciones libres en las que los venezolanos puedan decidir por sí mismos quien liderará el país”.

Italia también molestó a sus aliados en la Unión Europea y a Washington al convertirse en la primera nación del grupo que se adhiere a la polémica y multimillonaria Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda de China para construir una red de comercio global.

Ir a la portada de BLes

Categorías: Finanzas

Video Destacados