Los altos impuestos, al decir del Banco Mundial, resultan desalentadores para atraer inversión extranjera, según el medio Ámbito. Por otro lado, se limita la iniciativa hacia la creación de nuevas empresas.

Al respecto resalta la situación de América Latina, y en particular de Argentina, la región de mundo y el país, respectivamente, que más impuestos cobran.

El Banco Mundial dice que los altos impuestos alejan la inversión extranjera.

Latinoamérica tiene un índice del 52.6 por ciento, frente al 38.9 de Norteamérica y el 39.6 de Europa, a mayo de 2018, en cuanto a impuestos cobrados a sus ciudadanos y empresas.

Para Argentina las cifras resultan alarmantes con un 106 por ciento, entre impuestos nacionales, provinciales, municipales y cargas sociales para los empleados, agravado por la alta evasión, por la que ocupa el quinto lugar en el mundo.

En comparación, los índices para Chile, Uruguay y Brasil son del 33, 41.8 y 68.4 por ciento respectivamente.

Beneficios de disminuir los impuestos

El caso de los Estados Unidos es bien explícito: luego de que el presidente Donald Trump recortó de manera importante los impuestos en su país, alrededor de 1.5 billones de dólares, los beneficios económicos no se hicieron esperar.

A los seis meses el mandatario compartía que los salarios por hora crecieron superando el ritmo de los últimos 10 años, y que seis millones de trabajadores recibieron bonos por el recorte de impuestos, siendo este un impacto positivo adicional en el bolsillo de los empleados.

Asimismo, los latinos, las mujeres, y las pequeñas empresas han recibidos efectos estimulantes de la dinamización de la economía estadounidense, por las políticas económicas y las disminuciones impositivas de la actual gestión gubernamental.

Casos específicos

Por su parte, Disney pagará bonos de 1.000 dólares a sus 125.000 empleados en Estados Unidos y lanzará un programa interno de educación.

JPMorgan Chase invertirá 20.000 millones de dólares en su planta de personal, aumentará salarios y creará 4.000 empleos, de acuerdo con el medio Portafolio, y según las empresas, estos beneficios han sido posibles por la reducción del impuesto del 35 por ciento al 21 por ciento en los Estados Unidos.

JPMorgan Chase, beneficia a sus empleados por las rebajas de impuestos.

En el nivel macroeconómico el Producto Interno Bruto, PIB, de los Estados Unidos es superior al 4 por ciento, uno de los más altos del mundo, y sostenido durante meses, este año.

Asimismo, la disminución de los impuestos trae beneficios económicos a las poblaciones, tal como lo demuestra el American Legislative Exchange Council, ALEC, al comparar los estados de Estados Unidos que se hallan en los extremos en cuanto a cobros de impuestos.

“Durante la última década los nueve estados sin un impuesto sobre la renta personal han superado sistemáticamente a los nueve estados con los impuestos más altos sobre la renta personal en cuanto a creación de empleo, crecimiento de la población e incluso ingresos fiscales” divulga el Concejo en su medio.

Al disminuir o eliminar el impuesto a la renta individual se incrementa el crecimiento económico, se crean empleos y con ellos se evita que los ciudadanos capacitados emigren.

“Los estados sin impuesto sobre la renta a los residentes se convierten en faros para el crecimiento. Son mejores para crear empleos y evitar que un núcleo de trabajadores jóvenes y educados se mude a otros estados”, tal como sostiene ALEC, organización que anualmente publica el índice “Estados ricos y Estados pobres: ALEC – Índice de Competitividad Económica” usado como referente en los Estados Unidos.

El que los tributos exagerados van en contra del saludable estado de una nación ha sido reconocido desde la antigüedad. En China el filósofo Lao Tsé dijo: “Las personas tienen hambre, porque las autoridades cobran demasiado impuestos”.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Finanzas

Video Destacados