La oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, BLS por la sigla en inglés, reporta indicadores de creación récord de empleos y aumentos salariales, que identifican una economía estadounidense fuerte y con la buena racha más larga y sostenida.

Los datos publicados el 2 de noviembre por el ente gubernamental contienen la cifra de 250.000 puestos de trabajo creados en el mes de octubre, superando las expectativas en 50.000 empleos, lo que equivale al 20 por ciento más de los esperados.

Mejores ingresos dinamizan la economía.

Promedio positivos

Si se enfoca desde los promedios, los sostenidos durante 2018, con 213.000 empleos creados por mes, superan mucho a los de los años 2016 y 2017 con 195.000 y 182.000 respectivamente.

En total son 4.5 millones de empleos los ofrecidos por la industria a los estadounidenses desde que el Presidente Donald Trump fue elegido hace dos años.

Adicionalmente los salarios también continúan al alza, con un incremento del 3.1 por ciento en el último año, bonanza que no se presentaba desde abril de 2009, de acuerdo con la misma Oficina de Estadísticas Laborales.

Ingresos versus inflación

Si se compara con la inflación, que aumentó en 2.0 por ciento, el saldo es positivo a favor de los asalariados, aplicando el índice de Gastos de Consumo Personal (PCE) del mes de septiembre.

Desde la óptica sectorial, todos los sectores aumentaron su oferta de empleos, de acuerdo con los gráficos presentados por la agenccia del gobierno, siendo los más destacados el del cuidado de la salud, el manufacturero, la construcción, el transporte y el bodegaje.

La tasa de desempleo más baja

En cuanto a la tasa de desempleos, esta se mantuvo estable en el 3.7 por ciento para octubre, siendo la más baja en un período de 50 años.

La tasa de desempleo para universitarios es la más baja desde el 2001.

Desde 1973, año en el que empezaron las mediciones estadísticas, el desempleo entre los hispanos muestra actualmente la tasa menor, 4.4 por ciento.

Siguiendo con la larga lista de récords superados, para los ciudadanos con título universitario la tasa de desempleo del 3.0 es la más baja desde julio de 2001.

Para quienes no tiene título de educación secundaria la tasa de desempleo registra mínimos históricos.

Por lo que atañe al otro extremo del espectro de la población, en ese sentido, los afrodescendientes y los que no tienen un diploma de educación secundaria han alcanzado mínimos históricos con respecto a la tasa de desempleo.

La creciente confianza de los naturales del país los impulsa a salir de la marginalidad para optar por un empleo.

De este modo, la participación de la fuerza laboral en edad de trabajar, de 25 a 54 años, ya no está determinada por la demografía sino por la fuerza del mercado laboral, según la BLS.

Todo este flujo de datos estadísticos se resume, en la vida práctica del trabajador estadounidense promedio, en más dinero en los bolsillos.

José Ignacio Hermosa – BLes

La economía de los Estados Unidos continúa con su buena racha: la más larga y sostenida
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Finanzas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds