El presidente y fundador del gigante tecnológico chino Alibaba Group Holding anunció sus planes de dimitir, en una carta publicada por la compañía el 10 de septiembre.

Jack Ma, de 54 años, se retirará el 10 de septiembre del próximo año, pasando el revelo al actual CEO Daniel Zhang.

Alibaba opera una de las plataformas de comercio electrónico más grandes de China, es responsable del lanzamiento y comercialización de las vacaciones de compras en línea más grandes del país y tiene presencia en los servicios de pago móvil, computación en nube, inteligencia artificial y entretenimiento.

Zhang, que es CEO desde 2015, es conocido como el arquitecto clave del “Día de los Solteros” de Alibaba. El evento, que se celebra anualmente el 11 de noviembre, se convirtió en el mayor evento de compras en línea del mundo.

Ma, un ex profesor de inglés sin experiencia técnica, informó que continuará siendo mentor de la gerencia de la empresa como parte de la “Alibaba Partnership”, un grupo de 36 miembros de los principales gerentes de la empresa.

El fundador de Alibaba, Jack Ma, habla en una ceremonia de firma de un memorando de entendimiento en Bangkok, el 19 de abril de 2018. (Lillian Suwanrumpha/AFP/Getty Images)

El grupo tiene la capacidad de nombrar a la mayoría de los directores en el consejo de administración de la compañía. Actualmente, cinco de los 11 miembros de la junta directiva de Alibaba son nombrados por la asociación (partnership).

Ma, que cofundó Alibaba en 1999, se convirtió en una de las personas más ricas de China, con un patrimonio neto de 36.600 millones de dólares, según Forbes.

La jubilación anticipada de Ma es inesperada para un empresario de su talla en China.

“Solo Bill Gates ha hecho lo mismo. Ningún otro fundador tecnológico en el mundo ha dimitido de esa manera en la cima”, declaró Rupert Hoogewerf, el fundador del Informe Hurun con sede en Shanghai, que publica una lista anual de las personas más ricas de China.

Hoogewerf añadió que en China, Ma es una figura como ninguna otra, con amigos que van desde estrellas de cine hasta magnates multimillonarios, aunque a menudo los eclipsa a todos. “Él es el grande. Él es el que los une”, destacó.

Zhang heredará algunos desafíos para la compañía. A pesar del aumento de las ventas, los márgenes de beneficio de Alibaba se vieron reducidos por el aumento de la competencia y por las fuertes inversiones para defenderse de sus rivales. Las acciones de la compañía bajaron más de un 10 por ciento este año después de alcanzar su punto máximo en junio.

Demandas políticas

La dimisión de Ma llega en un momento en que Beijing está intentando controlar a las empresas privadas. En junio, el Partido Comunista Chino (PCCh) ordenó que todas las empresas del país que cotizan en bolsa establezcan organizaciones del Partido para sus empleados.

Estas organizaciones a menudo se establecen en el lugar de trabajo para monitorear a los empleados y asegurar que las decisiones en el lugar de trabajo se ajusten a la línea del Partido.

Entre las directrices figuraba una condición que exigía que “las normas relativas a la labor de construcción del Partido se incluyeran en los estatutos de la empresa”.

El año pasado, los medios de comunicación estatales chinos estimaron que aproximadamente el 70 por ciento de los 1,86 millones de empresas privadas de China establecieron organizaciones del Partido.

Dado que muchas de las mayores empresas de China aumentaron sus carteras mediante inversiones de riesgo en el extranjero, el PCCh tomó medidas enérgicas contra estas salidas de capital. En diciembre de 2017, el Partido ordenó que todas las empresas reportaran sus inversiones extranjeras a las autoridades centrales.

Mientras tanto, muchos de los ricos empresarios que están detrás de los mayores conglomerados de China cayeron bajo el yugo del régimen chino en los últimos meses.

Wu Xiaohui, ex presidente del mayor conglomerado de seguros de China, Anbang Insurance Group, fue condenado a 18 años de prisión en mayo. Anbang había realizado varias adquisiciones masivas en el extranjero, incluyendo el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

El multimillonario fundador del Tomorrow Group, Xiao Jianhua, desapareció después de ser investigado por las autoridades chinas.

Ye Jianming, ex presidente de CEFC China Energy, la compañía privada de energía más grande de China, fue arrestado en mayo y también puesto bajo investigación por delitos económicos. Los activos de su empresa fueron liquidados para pagar su enorme deuda.

Mientras tanto, Beijing continuó apoyando a las empresas estatales a pesar que muchas de ellas son empresas “zombis” en quiebra.

Observadores chinos como Chen Pokong creen que Ma puede haber visto venir su destino y decidió adelantar su dimisión para evitarlo.

Chen, en un video en su canal de YouTube, mencionó un informe publicado en abril de este año sobre la industria fintech en China, en el que un funcionario del Banco Popular de China, el banco central del país, criticó severamente a la industria por sus problemas.

“Especialmente para las grandes organizaciones que tienen influencia en el mercado, deberían dar ejemplo siguiendo las leyes y regulaciones”, señaló en el informe Fan Shuangwen, jefe adjunto de la oficina de un departamento a cargo de los pagos y la liquidación de cuentas. “No pienses que eres tan grande que no puedes fallar, o que eres tan grande que no puedes ser manejado”.

Fue visto como una advertencia para los peces gordos de la industria, como Alipay de Alibaba, una popular plataforma de pago móvil.

El académico chino Chen Xiaonong informó a NTD, con sede en Nueva York, que muchos empresarios en China pudieron tener éxito a través de conexiones políticas con poderosos funcionarios del Partido. Pero si el régimen comienza a investigar a esos funcionarios corruptos, los empresarios conectados con ellos también quedarán atrapados.

A través de La Gran Época.

El fundador de Alibaba anuncia su dimisión mientras Beijing reprime a las empresas privadas
5 (100%) 1 voto
Categorías: Finanzas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds