Redacción BLes – En base a los rumores que circulan en numerosos medios alternativos todo apunta a que el reconocido conferenciante, investigador independiente y cineasta estadounidense David Wilcock se retira de su cargo en la compañía internacional GAIA responsable de la transmisión de video digital en más de 120 países, porque no apoya su agenda pro-Lucifer.

Wilcock, describe en su carta de renuncia que tras soportar años de abusos reiterados y tergiversaciones con fines de lucro, tomó tal decisión después de que se usara su imagen en una serie de videos publicada en Internet con el nombre de ‘Civilizaciones Antiguas (Ancient Civilizations)’, en la que aparentemente se trata de convencer a los televidentes de que Dios es malvado y Lucifer, o Satanás, es en realidad Dios —una posición blasfema que el artista afirma no respaldar en absoluto.

“Me engañaron para que participara en un programa muy religioso con el que no quiero tener ninguna afiliación. Este programa literalmente está argumentando que Dios es Maligno y Lucifer es Dios —quien (ejem) también es un reptil alienígena. ¿Es en serio?”, explica Wilcox en referencia a la multinacional que se jacta de desvelar la agenda secreta de la política y la economía mundiales.

Donde también denuncia que intentaron subir a su canal de YouTube el primer capítulo de la serie, que según asegura Wilcock “promueve agresivamente el luciferianismo” —aún cuando GAIA supuestamente tiene una política de ‘no religión’, recalcó.

David Wilcock.

En mi opinión, ‘Civilizaciones Antiguas’ es propaganda luciferina disfrazada de entretenimiento. El luciferianismo es la religión del grupo globalista de élite al que me opongo. El luciferianismo se usa comúnmente como excusa para la pedofilia, el sacrificio humano, el canibalismo y las aspiraciones genocidas, entre otras cosas muy desagradables”.

Solicita a GAIA, con el máximo respeto, que den por cancelado su acuerdo y asociación a la mayor brevedad posible, alegando que será bueno tanto para su propia carrera como para la compañía lo que, quizás, es una demostración clara de que los medios de comunicación “independientes” también pueden volverse hacia el lado oscuro.

Abusos y más abusos

Esta es sólo una de las muchas quejas sobre GAIA que el cineasta detalla en su misiva, en la que destaca los enormes abusos que sufrieron por parte de la compañía tanto él como otros sus compañeros ‘buscadores de la verdad’ —muchos de los cuales se convirtieron, básicamente, en personas desahuciadas mientras que GAIA ganaba millones con su talento.

Wilcock enfatiza repetidamente en su carta que GAIA ha puesto en peligro tanto su propia vida como las vidas de otros que viven bajo la continua amenaza de las élites, y que los ejecutivos de la compañía han actuado como si no les importara lo más mínimo.

Además, ruega que se desentierren los “reveladores” archivos de imágenes de su amigo Pete Peterson, que actualmente se encuentra en su lecho de muerte.

(Desde la izq) Pete Peterson y David Wilcock durante el rodaje de uno de los capítulos de ‘Disclosure’.

“Hay una manera honorable para que la Compañía concluya nuestra relación profesional, y restaurar las únicas imágenes del testimonio público de Pete sería un gran salto adelante para Disclosure —el programa de Wilcock“, concluye.

“Si las imágenes de Pete no son liberadas, entonces GAIA está obstruyendo las revelaciones de un auténtico ‘infiltrado’ del más alto rango, que está a punto de fallecer”.

El cineasta David Wilcock acusa a la compañía internacional GAIA de fomentar el culto a Lucifer
Califique esta publicación
Share
Categorías: Entretenimiento Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds