El actual panorama de Shakira se presenta un poco más alentador, ahora se prepara para una intervención médica de sus cuerdas vocales, con lo que espera que -luego de la lenta recuperación- pueda volver a los escenarios.

El mes de noviembre se dio a conocer una noticia desesperanzadora para los fans de la artista colombiana, quienes esperaban escuchar su nuevo material en la anunciada gira El Dorado World Tour, actualmente pospuesta para el año entrante.

Luego de tener listos los preparativos para su anunciada gira, en medio de los ensayos preliminares, la cantante notó que la tonalidad de su voz se tornó ronca y le generaba molestias, por lo que acudió a su médico para chequear su estado.

A la cantante se le diagnosticó una hemorragia en la cuerda vocal derecha, por lo cual desde entonces ha permanecido en estado total de reposo con el ánimo de que su problema de salud tuviese una mejoría y así poder abrir la gira de conciertos en Europa en Colonia (Alemania) con la gira.

En redes sociales, la cantante se expresó: “Desafortunadamente la hemorragia parece no haberse reabsorbido aún y mi pesadilla continúa. Y actualmente me encuentro en una batalla muy dura por mi recuperación”.

Hasta entonces ha recibido la atención de especialistas de la clínica Teknon de Barcelona.

El pasado 29 de noviembre la cantante viajó hasta Boston, Estados Unidos, luego de haber contactado con el médico laringólogo Steve M. Zeitels, quien ya tuvo la oportunidad de tratar problemas de la misma índole con cantantes como Steven Tyler, Lionel Richie, Adele y Sam smith en el 2015.

La cantante espera ser intervenida por medio de un laringoscopio a través de la boca que utilizará un láser para vaporizar las lesiones vasculares de las cuerdas vocales.

Iris Rodriguez, médica Otorrinolaringologa y especialista en cuerdas vocales del hospital Italiano compartió con Infobae las implicaciones detrás de la intervención de la cantante.

“Una cicatriz en una cuerda vocal se escucha en la voz”, de allí que sea tan delicado decidir intervenir a un profesional que trabaja con su voz. “Es una cornisa muy delicada en la que caminamos y mucho lo que se debe evaluar para decidir cuándo operar a un cantante”.

Continúa: “se le miran las cuerdas vocales, se evalúan con diferentes test, se analiza qué parte de su registro vocal está alterado y se decide cómo se va a tratar, si con entrenamiento, medicación o cirugía como última opción”.

Según la especialista, una microfonocirugía “son intervenciones microscópicas, que se hacen con instrumentos especiales y que en el último tiempo se realizan con un láser, que retira el excedente de la lesión y en el mismo momento coagula y sella el vaso”.

Asimismo explica que siendo una operación más práctica y eficaz, no quiere decir que no se necesitan los cuidados necesarios para ver resultados.

Categorías: Entretenimiento

Notas relacionadas