Un insólito hecho se registró en el fútbol de la segunda división de Suecia, en el duelo entre el Degerfors y el Östers.

Mattias Özgun, jugador del Degerfors, se alistaba para ingresar al campo de juego a los 80 minutos para reemplazar a su compañero Axel Lindahl.

Sin embargo, cuando el jugador que abandonaba el partido saludó a Özgun, le metió por accidente su pulgar en el ojo, provocándole un intenso dolor cuando ingresó al terreno de juego.

Tras el cartón, el malogrado futbolista no pudo seguir corriendo y pidió asistencia médica. Al joven jugador se le nubló la vista y, ante la atónita mirada del árbitro y sus compañeros, Özgun pidió el cambio. Solo seis segundos alcanzó a estar en el terreno de juego el futbolista.

Así, se registró uno de las lesiones más insólitas del fútbol en lo que va del año.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

Categorías: Deportes

Video Destacados