BUENOS AIRES (AP) — Rafael Di Zeo y otros seis barrabravas del club argentino Boca Juniors sobre los que pesa una prohibición de ingreso a estadios de fútbol llegaron el miércoles a Buenos Aires tras ser deportados desde Colombia en la antesala del partido contra Deportes Tolima por la Copa Libertadores.

A su llegada al aeropuerto de Ezeiza, Di Zeo, uno de los líderes de “La Doce”, dijo a periodistas que al arribar a Bogotá la noche del martes saltó una “alerta roja” en el control de migraciones “como si fuera un terrorista”.

“La justicia me autorizó a viajar…No me pueden violar las garantías constitucionales”, sostuvo Di Zeo, quien indignado apuntó contra la ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, al afirmar que “se tiene que dedicar a la seguridad en el país y no afuera, está haciendo payasadas”.

Bullrich se refirió al hecho en su cuenta de Twitter. “No tenemos fronteras contra los violentos”, dijo la ministra, quien luego explicó que el ministerio argentino había avisado a las autoridades colombianas que sobre los hinchas existían restricciones de ingreso a los estadios.

“Nosotros les avisamos a las autoridades colombianas quiénes viajaban y tenían derecho de admisión (restringida). Colombia decidió no dejarlos entrar al país directamente. En toda Latinoamérica estamos trabajando en equipo para que los violentos no vayan a los estadios…Esto significa el que las hace las paga”, señaló Bullrich a Radio La Red.

La funcionaria indicó que si un juez argentino dejó salir de Argentina a Di Zeo y al resto de los hinchas “es otro tema” y subrayó: “nosotros no los queremos en los estadios”.

Di Zeo y sus acompañantes habían llegado la víspera a Bogotá con destino final a la ciudad colombiana de Ibagué, donde Boca enfrentará a Deportes Tolima por la Libertadores.

El programa Tribuna Segura Sudamérica indicó en tanto que la decisión de las autoridades colombianas “es fruto del trabajo de cooperación entre los países sudamericanos junto a Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol). Los violentos son violentos en cualquier estadio”.

El ministerio de Seguridad prohibió a Di Zeo y otros miembros de la hinchada violenta de Boca el ingreso a los estadios de fútbol de todo el país por dos años, por tener procesos penales en curso y en el marco de la normativa para combatir la incesante violencia en ese deporte. Días atrás la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos determinó que la prohibición se extienda cuatro años más.

Rafael Di Zeo y otros seis barrabravas del Boca Juniors fueron deportados desde Colombia
Rafael Di Zeo y otros seis barrabravas del Boca Juniors fueron deportados desde Colombia

La semana pasada, Di Zeo fue visto merodeando el estadio de la ciudad costera de Mar del Plata antes del encuentro de Boca ante Estudiantes de Río Cuarto por la Copa Argentina. Se retiró cuando detectó la presencia del operativo Tribuna Segura.

En diciembre de 2018, el barrabrava de Boca Maximiliano Mazzaro fue retenido por la policía española en el aeropuerto internacional de las afueras de Madrid para ser deportado, luego de que intentara ingresar para asistir a la final entre Boca Juniors y River Plate por la Copa Libertadores. Di Zeo, que había recibido la autorización de la justicia argentina para viajar, decidió no hacerlo a raíz de lo ocurrido con Mazzaro y conocer la lista con derecho de admisión que había sido confeccionada.

Ir a la portada de BLes

Categorías: Deportes

Video Destacados