MOSCÚ (AP) — Por descabellada que parezca la decisión de despedir al técnico de España Julen Lopetegui en la víspera de la Copa Mundial, no deja de tener su lógica.

Después de todo, un líder no puede conducir efectivamente si responde a dos amos al mismo tiempo.

Al aceptar ser técnico de Real Madrid en reemplazo de Zinedine Zidane cuando el país espera que se concentre totalmente en ganar el Mundial con el talentoso conjunto español, Lopetegui se cavó su propia fosa.

El que se asegurase su futuro después del Mundial antes de que se diese el puntapié inicial en Rusia dio a entender que Lopetegui no estaba totalmente concentrado en este torneo, en el que España espera borrar la amargura del 2014, cuando fue eliminada en la primera ronda en Brasil, cuatro años después de coronarse por primera vez.

El estratega hubiera podido decirle al Real Madrid que le contestaba después del Mundial. Pero no lo hizo.

“La Real Federación Española de Fútbol no puede permanecer al margen de una negociación de uno de sus trabajadores y enterarse cinco minutos antes de un comunicado”, se quejó Rubiales. “Nos hemos visto obligados a actuar”.

El presidente de la Federación Española de Fútbol Luis Rubiales (der) posa junto a Fernando Hierro tras el sorpresivo anuncio de que había despedido al técnico de la selección Julen Lopétegui por haber aceptado dirigir al Real Madrid después de la Copa Mundial. Foto del 13 de junio del 2013 tomada en Krasnodar, Rusia, (AP Photo/Manu Fernández)

Tal vez el Real Madrid conminó a Lopetegui a que aceptase de inmediato porque si no buscaba a otro. Y el técnico tal vez trató de demorar la respuesta. Sea como sea, el anuncio del club hizo que Lopetegui pareciese alguien egoísta, que solo vela por sus intereses y que se exponía a perder el respeto de los jugadores.

Seis de los 23 jugadores de España militan en el Real Madrid. Es de imaginarse los cuestionamientos que hubiera enfrentado el técnico en torno a cómo los manejaba. ¿Eligió a fulanito por sus méritos o porque es merengue?

Barcelona, el gran rival de Real Madrid, tiene a su vez cuatro jugadores en el equipo. Nuevamente Lopetegui se exponía a cuestionamientos de su trato hacia ellos. Y lo mismo se puede decir de los restantes jugadores: ¿Estaría Lopetegui tratando de congraciarse con alguien que quiere llevar al club?

A todo esto se suma la teoría loca de una conspiración: ¿No será que Real Madrid hizo explotar esta bomba para sembrar caos en España para favorecer al astro portugués Cristiano Ronaldo? España y Portugal están en el mismo Grupo B.

Si los jugadores de Real Madrid, por otro lado, no maltratan a su compañero en el debut de españoles y portugueses el viernes en Sochi, ¿estarán tratando de congraciarse con su nuevo técnico, protegiendo a la máxima joya del club?

¿Ridículo, verdad? Todo esto suena a disparate. Pero es el tipo de lógica despistada que puede ganar peso cuando las lealtades y las prioridades no están claramente definidas.

En España, en todo caso, hay gente que piensa que Lopetegui se tenía que ir, mientras que otros consideran que se gestó un caos innecesario.

“Para mí, está claro que esto se manejó mal y que perjudicará a la selección”, comentó el aficionado Jordi Casares. “Madrid antepuso sus intereses y lo mismo hizo Lopetegui. Rubiales quedó en una situación difícil. Nadie pensó en el bien de la selección”.

El comentarista radial Manolo Lama restó importancia a lo sucedido y dijo que los partidos los ganan y los pierden los jugadores. “Nuestro Mundial está en manos de Ramos, Iniesta, Silva, Diego Costa..y compañía solo ellos pueden apagar este fuego….ahora más que nunca juntos con nuestros futbolistas”, expresó en un tuit.

Para Xavi Hernández, gloria del Barcelona, Rubiales hizo lo que tenía que hacer.

“Actuó bien. La federación está por encima de cualquier individuo”, declaró Xavi al diario deportivo Marca. Pronosticó que los jugadores no serán afectados y tendrán un buen mundial.

Lopetegui acababa de renovar su contrato hasta 2020 después de hacer un gran trabajo en las eliminatorias.

Pero Rubiales dice que no tuvo otra alternativa que despedirlo porque no se le informó nada a él. El ex jugador de Real Madrid Fernando Hierro, hoy dirigente, fue nombrado en reemplazo de Lopetegui y su principal misión será conseguir que los jugadores se olviden de todo este revuelo y se concentren de nuevo en el Mundial.

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds