SAMARA, Rusia (AP) — Sacaron a un grande como Italia en las eliminatorias. Quedaron primeros de su grupo en el Mundial forzando la eliminación del campeón reinante Alemania. Y avanzaron más lejos de lo que habían llegado en el torneo en más de 20 años.

Suecia cayó el sábado por 2-0 contra Inglaterra en los cuartos de final. Pero la derrota tiene sabor a victoria para un grupo de jugadores, que aun sin su goleador histórico Zlatan Ibrahimovic sorprendieron a todos en la Copa Mundo haciendo uso de su efectividad y gran fuerza colectiva.

“Llegamos hasta los cuartos de final de una Copa del Mundo, creo que jugamos muy lindo. Nos hemos enfrentado a rivales muy duros en cada partido, pero no fuimos lo suficientemente buenos hoy”, dijo el entrenador sueco Janne Andersson, quien tras el partido, se juntó con sus jugadores en el campo y se abrazó con ellos en un círculo.

“Yo quería juntarlos a todos en el campo y ahí mismo decirles que habíamos logrado una excelente actuación” dijo Andersson. “Hasta ahora, hemos hecho un torneo tremendamente bueno”.

El camino al Mundial fue exitoso y demostró que Suecia puede llegar lejos a través de la labor de conjunto, sin astros como Ibrahimovic, quien marco una época al imponer un récord de 62 goles en 116 encuentros.

Los suecos derrotaron a Francia en la fase de grupos de la eliminatoria y no cayeron en casa. Después no permitieron un solo gol de Italia en los dos encuentros de repechaje para dar ganar el boleto a la Copa del Mundo.

En el Mundial, Suecia quedó primera de su grupo tras ganarle a Corea del Sur 1-0, perder contra Alemania 2-1 y golear a México 3-0. Los suecos después derrotaron 1-0 a Suiza, sexta del ranking de la FIFA.

Suecia no había ganado un solo encuentro de eliminación directa desde Estados Unidos 1994, cuando sorprendió con el cuarto puesto. Su mejor papel histórico fue la final que perdió como anfitriona en 1958, frente a Brasil y un Pelé de 17 años que deslumbró al mundo entero.

“Creo que hicimos una muy buena Copa del Mundo”, dijo el defensor del Bologna Emil Krafth tras el partido. “Fue un sueño hecho realidad. No hay muchas personas en el mundo que tienen la oportunidad de jugar un Mundial, así que obviamente es un sueño”.

En el Mundial, los suecos usaron su solidez defensiva y largos balones en profundidad como sus escasas pero efectivas armas para avanzar.

“La gente que dice que dice jugamos un fútbol aburrido no sabe de fútbol”, dijo Krafth tras el partido.

“Jugamos un fútbol inteligente. Seguramente no somos mejores individualmente contra equipos como Inglaterra, Brasil, y otros equipos, pero jugamos como un equipo, luchamos el uno por el otro. Es nuestro espíritu. Y es por eso que llegamos tan lejos como lo hicimos aquí”.

La selección de Suecia se despide del Mundial de Rusia por lo alto tras una gran campaña
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds