Los círculos de Namibia son unas extrañas formaciones que se encuentran en el país africano.

Alrededor de las circunferencias formadas por la ausencia de vegetación surge un halo de plantas con una altura mayor a las demás hierbas que crecen alrededor.

Durante muchos años los científicos no encontraban explicación a estos círculos que presentan un aspecto muy simétrico.

Círculos de hadas de Namibia. Foto: Namibrand Nature Reserve

A las distintivas formas que pueden verse a mucha distancia, también suele llamárseles “círculos de hadas”.

Una de las razones por las cuales la atención se centró sobre ellas era porque no habían sido encontradas en ningún otro lugar del mundo.

Sin embargo, según el diario ABC de España, en el año 2016 un grupo de investigadores del Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental (UFZ) de Alemania halló formaciones del mismo tipo en Australia.

El UFZ determinó que los círculos son el resultado de la forma en que las plantas se organizan para responder a la escasez de agua.

En un estudio anterior, investigadores de la Universidad de Princeton, liderados por Corina Tarnita, descubrieron que el fenómeno de los círculos de hadas eran producto de los mecanismos de auto-regulación de las plantas y la acción de termitas.

Círculos de hadas de Namibia. Foto: Namibrand Nature Reserve

En parte, la respuesta de la UFZ coincide con el estudio del grupo de Corina Tarnita debido a que los mecanismos de auto-regulación también son formas de responder a la escasez de agua.

Ya en 1952 el matemático Alan Turing había planteado la teoría de la autoorganización estableciendo que la formación de patrones naturales explica cómo surgen patrones y estructuras en los sistemas naturales.

Asimismo, en busca de solucionar los interrogantes surgidos por los extraños fenómenos, un grupo de investigadores japoneses descubrió que los círculos de Namibia comparten un patrón con las células de la piel.

Círculos de hadas de Namibia. Foto: Namibrand Nature Reserve

La explicación más aceptable, hasta el momento, es que la formación de los círculos es producto de varios procesos naturales conjugados. De ser así, no debería sorprendernos ya que, a fin de cuentas, los humanos también necesitamos conjugar procesos y herramientas en nuestras empresas para lograr resultados excepcionales, ¿por qué no la naturaleza?

Share
Categorías: Cultura

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds