Conoce a Phuong, una ex periodista vietnamita, cuyo mágico viaje de recuperación de una ola de enfermedades incurables, te hará creer que los milagros realmente existen. En un momento de su vida, no podía ver más que oscuridad y dolor. Finalmente, pudo ver la luz al final del túnel cuando encontró un camino que cambió su vida para siempre. Ahora está muy bien, sana holísticamente y vive la vida que siempre soñó.

En una entrevista con DKN.tv, comparte su conmovedora aventura hacia la recuperación.

Crédito: DKN.tv.

DKN.tv: Es un gran placer conocerte, he oído que has sufrido una serie de enfermedades incurables que te dejaron devastada y angustiada. ¿Puedes explicarnos qué te había pasado?

Phuong: Sí, para ser honesta, todavía me aterroriza mirar hacia atrás en ese tiempo. No puedo dejar de preguntarme cuánto tormento tuve que pasar. En realidad, todo comenzó hace unos años, cuando me diagnosticaron tuberculosis. En ese momento fue una experiencia aterradora ya que la terapia duró uno o dos años y era muy cara.

La tuberculosis es fácilmente recurrente, y las bacterias que causan la tuberculosis (TB) pueden desarrollar resistencia a los medicamentos antimicrobianos utilizados para curar la enfermedad, una persona que sufre de tuberculosis sabrá que cada vez que visite a su médico, él le recetará una dosis más fuerte y más alta. En mi caso, me dieron de cinco a ocho antibióticos y 30 tabletas cada día. Mi cuerpo no era capaz de manejar dosis tan altas de medicina, así que las náuseas y el mareo me dejaban en el suelo. Después de las comidas, normalmente estaba casi inconsciente debido a los efectos de estos antibióticos.

La medicación seguramente tuvo un impacto negativo en mi salud. Estaba intoxicada y tenía problemas de audición, por lo que tuve que usar un audífono. Mis órganos también estaban dañados, afectando el funcionamiento de mi riñón e hígado considerablemente. Tuve sinusitis crónica, hipotensión, ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico), trastorno de fatiga crónica y dolor crónico. Tuve que usar una dosis alta de analgésicos y me llevaron a la sala de emergencias varias veces.

El tratamiento les costó una fortuna a mis padres; y sin embargo, no pudimos encontrar una cura. Mis padres a menudo invitaban a chamanes a casa para realizar rituales antiguos y creían que esto podría tener algunos efectos positivos en mi salud. A pesar de todos los esfuerzos, me seguía ahogando en la enfermedad.

Estaba tan exhausta y angustiada que tener una buena vida, ahora parecía un sueño imposible. Eventualmente, empecé a sufrir de insomnio crónico y eso continuó por varios meses.

La normalidad evadió mi vida. Estaba tan débil que ni siquiera podía hacer mis tareas normales. Mi pobre madre me llevaba a dar una vuelta por la ciudad a pesar de tener miedo al tráfico. No podía pensar en mi futuro. A menudo dicen que uno puede ver el arco iris después de la lluvia, pero yo había perdido todas las esperanzas de que alguna vez podría echar un vistazo a ese arco iris.

DKN.tv: ¿Cómo podías trabajar durante este tiempo?

Phuong: Estuve desempleada durante cuatro años porque tuve que seguir estrictamente el tratamiento. Después de la tuberculosis, volví al trabajo pero no fue fácil. Tuve que hacer grandes esfuerzos para trabajar bajo una rutina normal. Sin embargo, a los pocos meses me quedé ciega. Pasé por una ronda de chequeos, pero los médicos no pudieron averiguar nada.

Las cosas empeoraron, todo comenzó a parecer borroso y confuso para mí, y el miedo me azotó. Cuando me quedé ciega del color, tuve problemas con las actividades diarias. No lograba distinguir entre las verduras del mercado. No podía cocinar ni usar mi celular. También necesitaba que otras personas me ayudaran con los números del autobús, ya que ni siquiera podía leer los semáforos correctamente.

Luego me reuní con los mejores doctores del Instituto Nacional de Oftalmología con la esperanza de encontrar una cura para mi situación, pero incluso con el mejor equipo médico, no parecían encontrar ninguna cura. Mencionaron que tenía un trastorno raro, que eventualmente me llevaría a quedarme completamente ciega.

Durante años, la enfermedad me persiguió. Me había convertido en una carga para mi familia y no podía reunir la fuerza para enfrentarme a otra enfermedad incurable. Tenía pensamientos suicidas pero los superé con la idea de que mis padres no podían sufrir otra pérdida más, ya que yo era su única esperanza después de la muerte de mi hermano.

DKN.tv: ¿Cómo superaste todas las dificultades y finalmente encontraste la esperanza?

Phuong: Cuando ya no podía leer ningún documento en el trabajo, le pedí a mi supervisor una licencia por enfermedad de larga duración. Pero no la aprobó porque era nueva en el trabajo. La esperanza tocó a mi puerta cuando mi colega me presentó una práctica llamada Falun Dafa. Ella mencionó que el libro Zhuan Falun me ayudaría. Pero como había llegado a la última etapa de discapacidad visual, decidí traer el libro a casa y pedirle a mi padre que me lo leyera.

Phoung leyendo el libro de Falun Dafa – Zhuan Falun. (Crédito: DKN.tv)

Mi colega insistió en que yo misma leyera el libro, pues creía firmemente que mi visión volvería. Así que descargué el libro de Internet, que estaba escrito con el tamaño de letra en 32. Estaba entusiasmada de leer el contenido del libro, y con su ayuda, me di cuenta de que el libro se basaba en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Me puse muy emotiva cuando ella me lo explicó después. “Verdad – Benevolencia – Tolerancia” brillaban a través de mi vida como el sol que iluminaba la Tierra, y por primera vez en años pude entender las raíces de mi miseria. Fue porque nunca había practicado “Verdad – Benevolencia – Tolerancia”, y Zhuan Falun fue mi comienzo a la iluminación.

En una ocasión, estaba buscando un viejo libro en mi estantería, de repente me di cuenta que podía leer letras pequeñas. Luego saqué el libro original, Zhuan Falun, y lo leí, y me sorprendió que ya no pareciera borroso. Fue realmente un milagro.

DKN.tv: ¿Experimentaste algún otro milagro desde que comenzaste a practicar Falun Dafa?

Phuong: Empecé a practicar los cinco ejercicios de Falun Dafa con mi madre en un parque cercano, con esto mi cuerpo entero se sentía ligero como una pluma. Podía sentir la energía positiva a través de mi cuerpo y después de eso nunca más me tomé una licencia por enfermedad.

Phoung practicando el quinto ejercicio de Falun Dafa. (Crédito: DKN.tv)

Mi salud mejoró mucho, y dejé de tomar todos los medicamentos después de que empecé a practicar. Para mi sorpresa, la tuberculosis no volvió a aparecer. Mi audición también ha mejorado considerablemente y ahora ya no necesito usar audífonos.

Los principios de Verdad, Benevolencia, Tolerancia se han convertido en el amanecer de mi día, la verdad de mi vida y el núcleo de mi personalidad. Todavía estoy emocionalmente emocionada por haber encontrado un gran camino que me ha enseñado a vivir.

La vida de Phuong efectivamente ha dado un giro de 360 grados, y encontró la luz al final del túnel.

Crédito: DKN.tv.

Nota del Editor: Este artículo está basado en una historia publicada en DKN.tv.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación de auto-mejora basado en los principios universales de Verdad, Compasión y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este sistema de meditación pacífica continúa siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información visita: falundafa.org y faluninfo.org.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds