Redacción BLes – Édouard Victoire Antoine Lalo (27 de enero de 1823, 29 de abril de 1892) fue un compositor francés de la época romántica, reconocido por sus obras nobles y heroicas.

Lalo nació en Lille, en el norte de Francia. Allí estudió en el Conservatorio de la ciudad cuando era joven. A los 16 años, asistió al prestigioso Conservatorio de París, bajo la dirección de François Antoine Habeneck.

Durante muchos años, tocó instrumentos de cuerda y trabajó como profesor en París. Pero fue en la fundación del cuarteto Armingaud en 1848, donde primero tocó la viola y luego el segundo violín, donde se crearon sus primeras obras.

Lalo se casó con Julie Besnier de Maligny, una contralto bretona, en 1865. Fue su afinidad por la ópera lo que lo inspiró a componer ópera para el público. Desgraciadamente, las obras eran lamentablemente impopulares a pesar de su originalidad, y al parecer eran consideradas demasiado progresistas y wagnerianas para su época. En consecuencia, Lalo dedicó la mayor parte de su carrera a componer música de cámara y obras de orquesta.

Le puede interesar: Erhu: música celestial con dos cuerdas.

Aunque Lalo nunca recibió muchos elogios de la crítica, su estilo distintivo le permitió obtener cierto grado de reconocimiento, especialmente entre los violinistas.

La afición de Lalo por las melodías fuertes y la poderosa orquestación le valió el honor de que su nombre fuera usado coloquialmente como un modismo para describir la presencia de estas características en una pieza. En la música, una pieza colorida a veces se llama simplemente “Lalo”. El Scherzo en Re menor es una de esas piezas que le valió el calificativo.

Reconocimiento y Legión de Honor

No fue hasta los 40 años que Lalo fue reconocido como un compositor notable. Le roi d’Ys, una ópera basada en la leyenda bretona de Y’s, ha sido aclamada por su complejidad y es sin duda la obra más complicada y ambiciosa de Lalo. Se temía que fuera inejecutable, por lo que nunca se escenificó hasta 1888, cuando Lalo contaba con 65 años de edad.

Se convirtió en miembro de la Legión de Honor apenas 8 años antes, en 1880. Falleció en París en 1892, y fue enterrado en el cementerio de Père Lachaise, dejando muchas obras inconclusas.

Desde entonces, Lalo ha obtenido un mayor reconocimiento. En 1962, el compositor Maurice Jarre utilizó el tema del Concierto para piano de Lalo para la partitura de la película Lawrence of Arabia. Más increíblemente aún, en la serie de televisión estadounidense ‘Star Trek: The next generation’ se menciona a un ‘U.S.S. Lalo’ en dos episodios separados. Tal vez un guiño moderno al subestimado compositor francés.

La obra de un genio

Para que cualquier compositor se gane el título de ‘genio’ hay una serie de elementos que suelen estar presentes en la obra. Entre muchos otros, estos elementos incluyen la fuerza emotiva, la yuxtaposición dramática, la atracción, la extensión espacial, la magnanimidad, el romance y el amor noble.

La música de Édouard no es, sin duda, una excepción. Es sofisticada, compasiva, llena de amor y finalmente reconocida como la obra de un verdadero genio.

Ahora, ¡disfruten de la música de Édouard Lalo en la Rhapsodie norvégienne!

 

¿Te suscribiste ya a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Cultura

Video Destacados