Redacción BLes – El cuadro de Leonardo Da Vinci “Salvator Mundi”, vendido en más de 450 millones de dólares, debía haber sido expuesto en la sucursal del Louvre en Abu Dhabi en septiembre, sin embargo, nadie sabe dónde está. 

Adquirido en 2017 por el príncipe Bader bin Abdullah bin Mohammed bin Farhan al-Saud, un aliado del príncipe heredero Mohammed bin Salman, la obra representa a Jesús con una mano alzada como en bendición y en la otra sostiene una esfera de cristal. 

El pasado 2 de septiembre el Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dhabi anunció que se posponía la exhibición de la obra sin más detalles. 

Esta súbita cancelación ha desatado toda clase de rumores acerca del paradero de la obra y de las razones, explica la revista Fanity Fair.

Algunos apuntan que la obra estaba en un pobre estado de conservación y fue restaurada en exceso dejando la pintura con marcas notables, mientras otros aseguran que, en realidad, era una falsificación, según recoge The Guardian. 

La belleza de Timeworn ... vista completa de la pintura limpia. Fotografía: Cortesía Dianne Modestini / © 2011 Salvator Mundi LLC
Vista completa de la pintura limpia antes de ser restaurada.

Otras teorías aseguran que el FBI estaba investigando tanto al comprador como al vendedor de la obra maestra Da Vinci como parte de la investigación de la colusión rusa.

La obra

‘Salvator Mundi’, el Salvador del Mundo, se localiza por primera vez en la colección del rey Carlos I a principios de 1600.

Desde entonces la obra ha pasado por varias colecciones reales hasta que en finalmente fue vendida por solo 60 dólares en una subasta de Sotheby’s en 1958, antes de desaparecer durante más de medio siglo.

Leonardo Da Vinci no creó muchas pinturas, solo unas 20, razón por la que cuando esta pintura reapareció en 2005 en una modesta subasta, se creó una gran expectación.

Se invirtieron seis años de investigación minuciosa e indagación para autenticarla y restaurarla.

¿Restauración excesiva? ... cómo se vio la obra en una subasta, cuando se convirtió en la pintura más cara del mundo. Fotografía: Reuters
La pintura una vez restaurada para la subasta de 2017.

Presentada al gran público ya restaurada en 2011, son muchos los que no están tan seguros de que sea un Da Vinci original y apuestan más por que sea obra de uno de sus discípulos. 

Su último dueño, antes del príncipe saudí, es un millonario ruso llamado Dmitry Rybolovlev que pagó por la pintura 127 millones de dólares. 

Hoy es la obra de arte más cara del mundo y nadie sabe exactamente dónde está. 

¿Ya conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Cultura

Video Destacados