En la cultura tradicional china siempre se ha dado mucha importancia a la cantidad de virtud que posee una persona. Muchos textos antiguos suplican a sus lectores que ejerciten un carácter bondadoso y que hagan el bien. Pues de este modo, recibirán bendiciones y eludirán la mala fortuna.

En su tratado sobre la disciplina, Zhu Yongchun, un erudito de la dinastía Ming, advierte: “Cuando la virtud de alguien no se corresponde con su posición en la sociedad, el desastre es inevitable”.

Zhu, creía que para poder disfrutar de buena suerte en la vida, una persona debía de poseer una alta calidad moral. Lo ilustró con una analogía comparando la vida de una persona con la estructura de un edificio. Observó que la virtud debería ser como los cimientos de un edificio. Cuando éstos son sólidos, se puede construir encima de ellos: fama, poder y riqueza.

Construir una casa sin unos cimientos sólidos es peligroso, porque no ofrece ninguna garantía y tarde o temprano colapsaría. Zhu, pensaba que esto también se podía aplicar a la vida de una persona y que si alguien intentaba acumular fama, poder y riqueza, sin una base sólida en la virtud, le ocurriría alguna desgracia y lo acabaría perdiendo todo.

¿Nunca te has preguntado por qué algunos cantantes o actores desaparecen después de un breve instante de popularidad?, ¿por qué algunas personas pierden todo su dinero, rápidamente, después de ganarlo jugando a la lotería?, ¿o por qué algunos altos funcionarios cayeron en desgracia, incluso, más rápido de lo que habían ascendido al poder?

Todos estos son ejemplos claros de cómo la virtud de la persona no podía respaldar su posición en la sociedad. Muchos hablan de la ascensión y caída de estas personas demostrando una gran preocupación. Son pocos los que verdaderamente comprenden por qué estos beneficios inesperados, al final, acaban en tragedia.

Si lo que dijo Zhu es un hecho, carecer de virtud es tan peligroso como caminar en zancos por el borde de un precipicio. Ya que uno acabará cayéndose tarde o temprano.

Los funcionarios de la corte imperial pierden sus posiciones

La historia china contiene muchos ejemplos de funcionarios de alto nivel de la corte imperial que cayeron porque carecían de virtud y abusaron del poder que se les concedió.

Por ejemplo, en una ocasión, a Lai Juncheng, policía secreto de la dinastía Tang, el emperador le concedió plenos poderes para investigar a cualquier funcionario de la corte imperial.

Una pintura de la dinastía Tang que representa a la emperatriz Zhangsun y a su esposo, Taizong. (Cao Zuimeng)

Entonces, Lai y sus hombres fabricaron evidencias para elaborar y acusar con engaños a muchos funcionarios leales al emperador. También es conocido por ser el inventor de muchos métodos de tortura y de artilugios con los cuales obtener confesiones de los acusados. El poder de Lai y la crueldad que exhibía le hicieron convertirse en el funcionario más temido y odiado de su tiempo.

Sin embargo, no tardó en recibir su justo castigo después de que fallara su conspiración contra la hija del emperador. Intentó tenderle una trampa pero falló y fue ejecutado por alta traición. Despellejaron su cadáver y después le extrajeron los órganos.

El funcionario de la dinastía Ming, Yan Song, repitió el error de Lai. Después de convertirse en funcionario de la corte imperial, formó rápidamente su propio grupo paralelo al órgano gubernamental. Se fue deshaciendo de aquellos que le desagradaban y ganando cada vez más control dentro del gobierno, ya que contaba con el beneplácito y la completa devoción del emperador, porque decía practicar el Taoísmo.

Yan y su hijo, usaron su poder para ganar dinero y asesinar a mucha gente inocente. En cuanto perdió la confianza del emperador, su hijo fue decapitado. También se le despojó de su poder y se convirtió en un indigente. Murió poco tiempo después.

Hemos visto la misma tragedia repetirse, una y otra vez, a lo largo de la historia. Las épocas y los personajes quizás cambien, pero el guión permanece inalterable.

Hoy en día está teniendo lugar la misma tragedia en China

Hay algunos oficiales del partido que han seguido estrictamente las políticas de la persecución a Falun Dafa, una disciplina espiritual de la Escuela Buda para mejorar cuerpo y mente. Ellos han saqueado, arrestado, detenido, torturado, acusado con mentiras, e incluso asesinado un número incontable de practicantes inocentes.

Algunos funcionarios del comité central del partido comunista, entre ellos: Zhou Yongkang, Bo Xilai, Li Dongsheng y Zhou Benshun, se convirtieron en la fuerza motriz que impulsaba la persecución y en los secuaces de Jiang Zemin, el máximo dirigente del partido.

Aceptaban sobornos y se volvieron cada vez más corruptos mientras ejecutaban las directrices de Jiang. Se creían poderosos, pero carecían de virtud y de valores morales. De hecho, perseguir implacablemente a Falun Gong fue lo que les hizo ascender velozmente. Pero eso no duraría, poco tiempo después, comenzaron a caer uno tras otro.

Los practicantes de Falun Dafa sostienen una bandera en referencia a Jiang Zemin, el anterior líder del Partido Comunista Chino (PCCh) que es directamente responsable de la persecución a la disciplina Falun Dafa desde julio de 1999 hasta la actualidad. (Edward Dye / La Gran Época)

Construyendo cimientos sólidos para la virtud

¿Cómo puede alguien que no tiene suficiente virtud mantenerse alejado de la desgracia? Es sencillo, tiene que darle importancia a la virtud y hacer cosas buenas.

Muchos hombres sabios han dado consejos de este tipo: “Si alguien tiene virtud, obtendrá beneficios”, “Si tu virtud aumenta tu suerte mejorará”, “Uno construye una buena base para que le ocurran cosas buenas durante su vida si da importancia a la virtud”, “A gran virtud, grandes expectativas”, “Una familia formada por buenas personas recibirá abundantes bendiciones”, etcétera.

Las bendiciones solo pueden nacer de la virtud y la bondad. Aquel que hace el bien continuamente acumulará virtud y tendrá buena fortuna. Solo cuando una persona es recta, honesta, y bondadosa, puede soportar la pesada carga que suponen la fama, el poder y la riqueza.

Fuente: es.minghui.org.

Los orígenes de la “mala suerte” según la cultura tradicional china
5 (100%) 1 voto
Categorías: Cultura Legado divino

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds