Este artículo es continuación de : 6 formas de arte de la antigua China (Parte 1).

Ritos y Ceremonias, un apunte biográfico sobre el maestro Kong

Una vez, Confucio a la edad de diecisiete años tuvo noticias de que JI SUN SHI, el ministro más poderoso de la corte de Lu (en la actualidad Shandong), iba a dar una gran fiesta en su casa, estimó entonces que era la oportunidad tan esperada para entrar en el conocimiento de los ritos. En ese tiempo ritos y rituales eran lo más importante para los nobles. Pero al llegar ante las rejas de la casa del señor JIN, el sirviente y guardia Yang Ju le espetó y detuvo diciéndole: “Hoy ofrecemos una cena para aquellos con status, no para ti”. Desde ese día Confucio se propuso elevar su status, y los medios que sabiamente eligió para conseguirlo fueron el estudio profundo y tenaz, leyó muchos libros, solicitó consejos, tomó maestros, pero su atención se centró no solo en conocer los ritos sino que estudió también música.

Entonces cuando esa vida antigua se adentró en el último período de primavera y otoño, y el mundo habíase convertido en tal caos que todos los sistemas de rito y música se habían distorsionado, era difícil encontrar un maestro legítimo en esa situación; por eso cuando Confucio escuchó sobre el maestro Chang Hong que era experto en teoría musical se las ingenió para encontrarlo como también busco a Shi Xiang, reconocido instrumentista de la cítara. A sus veinte años, por ese ímpetu de aprendizaje sostenido llegó a ser un joven muy popular en su ciudad, y a los veintiuno fue nombrado para administrar un depósito de granos. Su trabajo resultó tan virtuoso que aquel funcionario, JI SUN SHI, tuvo noticias sobre su gran desempeño, y supo también de otras facetas de su carácter y otras virtudes, por ejemplo, que Confucio consideraba que las condiciones de vida del personal eran de suma importancia para el manejo del depósito: «Si un hombre no tiene humanidad, ¿para qué le sirven los ritos? Si un hombre no tiene humanidad, ¿para qué le sirve la música?» [Analectas, o Lun Yu, 3.3]

Las habilidades de un “hombre completo”

O sea que en conjunto las virtudes se integraban unas a otras porque aún el virtuoso, no va si carece de una formación que incluya las seis artes nobles: “Tzu Lu 1 preguntó acerca del hombre completo.

Confucio dijo: “Si un hombre posee la sabiduría de Tsang Wu Chan 2, la falta de codicia de Kung Ch’o 3, la valentía de Pien Chuang Tzú 4, las habilidades de Jan Ch´iu 5, y además supiera de ritos y de música, podría llamarse un hombre completo”. (Capítulo 14, verso 13, Lun Yu)”

Competencia entre caballeros

Otras habilidades se adicionan a la enseñanza de los discípulos; deben templar su carácter, ajustar su espíritu, no sólo para favorecer un óptimo estado físico o de guerrero. Sino para llegar a ser un buen hombre, un buen funcionario y además caballero.

Capítulo 3, verso 7, Lun Yu: Confucio dijo:

“Los Caballeros no compiten, excepto en el tiro con arco. Con ambas manos estrechadas, se saludan al subir (el lugar donde se reunen los arqueros). Habiendo Bajado, brindan entre sí. Su competición es caballerosa”.

La Arquería (She) era apreciada como otro gran método usado para promover habilidades como la precisión, la diligencia, y la concentración. No solo se le enseñaba a los estudiantes como cultivar estos importantes valores, sino que al mismo tiempo eran entrenados para en tiempos de guerra de la antigua China utilizar estas habilidades compensarían la defensa de la Dinastía.

Los registros históricos sobre el uso del arco y la flecha datan desde la oscuridad de los tiempos en la historia del hombre. Cuando aparece en china su uso tiene un carácter distintivo y único, ya que los chinos usaron la seda para tejer las hebras de las cuerdas utilizadas en los arcos, y en los instrumentos de música.

Como la música y el tiro con arco eran actividades de primer orden en la China antigua, en ese contexto la seda preservaba una función ritual crucial, con ella se establecían las distinciones jerárquicas, y además porque se asociaba siempre a objetos de valor, revaloraba entonces a su vez a estas artes.  Es así que durante la Dinastía Zhou, los nobles de la corte asistían a torneos de tiro con arco, que eran acompañados de música y elegantes salutaciones.

Asimismo con la realización de competencias de tiro con arco en los diferentes distritos (y a través de los banquetes en las reuniones delos príncipes), los reyes antiguos velaron por el correcto mantenimiento de las relaciones amistosas.

¿Pero cómo acontecía realmente, en el reino, un día común, involucradas las ideas expresadas hasta aquí?

“Los arqueros avanzando, retirándose, volviendo o haciendo cualquier otro movimiento, deben conformarse a las reglas del ceremonial. Aquel cuya voluntad es recta y su postura irreprochable, mantenían su arco y su flecha con cuidado y con mano firme… Todos se han reunido junto al príncipe para festejar y tirar al arco… “¿Y cómo en medio de este festejo mediaba el rey, entre la esfera celestial y el lugar elegido para que el hombre habitase en base a su tradición?

“El cielo ve y oye por los ojos de nuestro pueblo. El cielo expresa su desaprobación por medio de la desaprobación manifiesta de nuestro pueblo. Esta es la conexión que existe entre el mundo superior y el inferior (…). El príncipe sabio une su acción a la del cielo y la tierra y no forma más que uno con los espíritus al objeto de ordenar bien su administración. Se fundamenta en los principios que el cielo, la tierra y los espíritus guardan y el orden reina en las ceremonias y las costumbres. (…). ¡Oh venerable tortuga! que sigue reglas constantes y seguras; (…). Shu ha ido a cazar subido en su carro de cuatro caballos. Las riendas son en tus manos como débiles cintas mientras los dos caballos de fuera se muevan como danzarines. (…) ¡Oh Shu!. No lo intentes de nuevo. ¡Precávete de ser herido! Un consumado arquero es Shu y un buen conductor también.”(Lijing, Tratado de los Ritos)

El uso del arco entraña entonces una función que también era espiritual, perfeccionista, divina; constituye una forma de refinarse (o cultivarse) a sí mismo. Quisiéramos entonces recomendar al lector una danza, de la ejemplar y bendecida compañía china Shen Yun, titulada “Los arqueros imperiales”, transporta al espectador a la antigua China, hasta un lugar en donde un grupo de jóvenes se alista prepara para defender el suelo de su país.

En otro de los actos de la compañía, La dama de la Luna, Shen Yun recrea inspiradamente la antigua leyenda de los nueve soles abrasadores que de repente aparecen en el cielo trayendo desastres a la Tierra. Afortunadamente, el héroe Houyi utiliza un arco mágico para derribar a todos los soles sobrantes, pero sin olvidar dejar uno ahí arriba.

Matemáticas (SHU)

Leyendas antiguas refieren el uso de los quipus o juego de cuerdas con nudos por el hombre prehistórico de esta zona de la antigua china, para llevar la memoria de ciertos asuntos de importancia social, incluso para contar. Este sistema dio paso luego al surgimiento de la escritura. La forma más temprana de escritura que se ha descubierto en China es la oracular, aunque también se han encontrado símbolos aislados en la alfarería del periodo Y˘angsh´ao.

Las primeras matemáticas en China datan de la Dinastía Shang (1600 − 1046 a. C.) y consisten en números marcados en un caparazón de tortuga. Estos números fueron representados mediante una notación decimal. Este era el sistema de numeración más avanzado en su tiempo y permitía hacer cálculos para usarlos con el suanpan o el ábaco chino.6. Diversos hallazgos arqueológicos demuestran también el uso de varillas de contar hechas de bambú, las que en su uso indicaban cantidades y operaciones a realizar, esa sí que la palabra matemáticas (mecanismo para calcular) en chino, se integre por caracteres que significan, el primero, “jugar con”, junto al que significa “bambú”, en cuyo caso, matemáticas resultaría algo así como “jugar con bambú”.

Desde la Dinastía Zhou, a partir del 1046 a. C., se ha mencionado en muchas ocasiones que el libro de matemáticas más antiguo que sobrevivió a la quema ordenada por el emperador Qin Shi Huang (Shi Huang-ti) en el 212 a. C., fue el I Ching, que usa trigramas y hexagramas para propósitos filosóficos, matemáticos y místicos.

Luego, durante la dinastía Han (202 a.C – 220 d.C) fueron creadas obras matemáticas que presumiblemente abundaban en trabajos que se habían perdido. La más importante de ellas es el titulado“Los nueve capítulos sobre el arte matemático”, que trata problemas relacionados con: agricultura, negocios, usos geométricos, ingeniería, agrimensura y nociones sobre triángulos rectángulos y π. La matemática china era, al igual que su lengua, extremadamente concisa. Estaba basada en problemas concretos suscitados en el empleo del calendario, en los negocios, en la medida de las tierras, en la arquitectura, en los archivos gubernamentales y en los impuestos.

“El texto más antiguo que se conserva en su totalidad es el Zhoubi suanjing (Manual de relojes de Sol de Zhou) compilado entre los años 100 a.C. y 100 d.C. Es un texto de astronomía que muestra cómo medir las posiciones de los cuerpos celestes utilizando relojes de Sol llamados también gnomones, pero contiene importantes secciones de matemáticas. El Zhoubi suanjing contiene una descripción de la regla de Gougu (versión china del Teorema de Pitágoras) y la aplica a la vigilancia, astronomía, y otras materias”.

Durante el gobierno de los Zhou se establecieron varios cargos públicos que se dedicaban a diversas tareas. Todos los que aspiraban a realizar estas funciones debían ser oficiales. Algunos de estos oficiales desempeñaban tareas de enseñanza dentro del sistema ya establecido sobre las bases de las seis artes.

Una vez superados los exámenes estos oficiales serían los encargados de realizar los censos  y las estadísticas dentro de las fronteras del imperio. Durante los Estados Combatientes, en el ejército hubo oficiales especializados en hacer las estadísticas militares. También había un rango de la armada que tenía a su cargo la responsabilidad de la distribución del armamento, la comida, el sueldo de los soldados, así como de contabilizar los gastos e ingresos realizados por el ejército. En todos estos trabajos era imprescindible tener un excelente dominio del arte de las matemáticas. En otros cargos oficiales también debía poseerse un elevado dominio del cálculo para poder realizar el trabajo, eran quienes se dedicaban a la astronomía y el calendario los que más necesitaba de este saber y se dedicaban a computar el calendario, precisar los referido a las cuatro estaciones, realizar mapas estelares y determinar el movimiento de los astros.

Continuará…

No te pierdas la parte III


  1. Discípulo.
  2. Funcionario del estado de Lu.
  3. Funcionario del estado de Lu, llamado también Méng Kung Ch’o
  4. Funcionario del estado de Lu
  5. Discípulo, llamado también Jan Yu
  6.  La fecha de invención del suanpan no se conoce con certeza, pero la mención escrita más antigua data del 190 d. C., en Notas suplementarias sobre el Arte de las Cifras, de Xu Yue’s.
Share
Categorías:Cultura Legado divino

Video