Un médico de Taiwán siempre se consideró muy sensato y prudente en su trabajo y en su vida cotidiana.

A medida que avanzaba, comenzó a tratar sus dolores leves con muchos métodos seguros y efectivos, como trotar, caminar, andar en bicicleta, respirar profundamente y trabajar en la postura correcta. Sin embargo, los resultados fueron siempre menos de lo que esperaba.

“Más tarde, probé un método de relajación y me sentí un poco mejor que con otros métodos. Sin embargo, tan pronto como dejé de hacerlo, mi dolor de cabeza y todas mis otras incomodidades volvieron”, escribió en una publicación compartida por Minghui.org.

Un día, el doctor vio a un ciudadano de la tercera edad de casi 90 años practicando los ejercicios de Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, en el Salón Monumento al Padre de Taiwan en Taipei. Falun Dafa es una disciplina de cultivación espiritual que enseña Verdad, Benevolencia y Tolerancia, e incluye cinco ejercicios de meditación.

Cerca de 7,000 practicantes de Falun Dafa meditando forman una imagen con los símbolos de “Falun Dafa” en un parque frente de Tainan en Taiwán. (Cheng Shunly / La Gran Época)
El doctor notó que el hombre estaba allí haciendo los ejercicios durante una hora.
“Se veía tan sano y enérgico”, dijo.

El médico sabía que los practicantes de Falun Gong eran perseguidos en China continental por sus creencias desde 1999, y sintió empatía por ellos. Esperaba que los visitantes del continente pudieran venir a Taiwán y hablar con los practicantes que son libres ahí de practicar en paz.

“Son mis amigos y familiares”, dijo.”De acuerdo con la propaganda del PCCh (Partido Comunista Chino), los practicantes cometen asesinatos, envenenan a otros, se autoinmolan y son mentalmente inestables. No he observado a ninguno de mis amigos practicantes participar en tales actos. Por el contrario, todos son pacíficos y amables”..

Un sitio de práctica de un grupo de Falun Dafa. (minghui.org)
Poco tiempo después, el doctor no se sintió bien durante varios días. Estaba mareado, se sentía hinchado y tenía poco apetito, sus hombros y rodillas estaban doloridos, su dolor de cabeza crónico había regresado, y para colmo, no podía dormir.

El médico decidió iniciar sesión en Internet y notó que era el 13 de mayo, Día Mundial de Falun Dafa. Vio muchas noticias sobre Falun Gong y eventos de celebración en todo el mundo.

El 13 de mayo es el día en que el fundador de Falun Dafa, Li Hongzhi, enseñó públicamente la práctica por primera vez en 1992.

“Pensé: ‘Hoy es un día especial’. “Debo enviar buenos deseos a todos mis amigos que practican Falun Gong y al Maestro Li Hongzhi”. Envié el siguiente mensaje a practicantes en el extranjero: ‘Mis mejores deseos para todos los practicantes de Dafa y para el Maestro Li Hongzhi. Espero que a todo les salga muy bien’.

Un equipo de dragones chinos se presenta en el desfile del Día Mundial de Falun Dafa en Nueva York el 13 de mayo de 2016. (Benjamin Chasteen / La Gran Época)
Tan pronto como envió el mensaje, sucedió algo extraño. Todos los síntomas incómodos que había sentido en los últimos días habían desaparecido de repente. Al principio no podía creerlo, y sacudió la cabeza varias veces. Pero su cabeza no dolió en absoluto. Incluso su dolor de cabeza crónico había desaparecido.

Como médico, no tenía ninguna explicación para esto, y pasó mucho tiempo pensando y reflexionando sobre ello.

“Estoy realmente sorprendido por lo que sucedió. Es increíble. No puedo describir mis sentimientos con palabras”, dijo.

(LUDOVIC MARIN/AFP/ Imágenes Getty)
Escribió sobre su experiencia y la compartió con otros en internet, con la esperanza de que aprendieran sobre Falun Gong y hablen con personas que lo practican cada vez que tengan una oportunidad.

“Hay muchos problemas de salud que la ciencia médica occidental no puede explicar. Tenemos que admitir esto porque las incógnitas pesan más de lo que sabemos. Los problemas que necesitan resolverse superan a las preguntas para las que tenemos respuestas.

“Este mundo es notable, y hay muchas cosas para las que no tenemos explicaciones. Me siento muy humilde “, dijo.

A través de  La Gran Época.

Un médico prueba muchas técnicas para mejorar su salud. La respuesta que encuentra es muy simple
Califique esta publicación
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds