DESTACADA La prisión no podía cambiarme, pero esto sí lo hizo

La prisión no podía cambiarme, pero esto sí lo hizo

“Solo Dios podía cambiarlo”. Esto es lo que la gente dijo a mis espaldas. Era un ladrón, un bandido, un drogadicto y un hijo malcriado. Pero cuando vieron el cambio en mí, no podían creer lo que veían. Esta es la ...