Un día, mientras un hombre estaba cenando en un restaurante chino, vio que una de las camareras tenía un brillo encantador sobre ella, muy diferente de lo que había visto antes.

Ella se acercó y mientras charlaban, comenzó a hablar con él sobre una disciplina de meditación espiritual llamada Falun Dafa, también conocida como Falun Gong. Sonaba bien, y decidió comenzar a practicar y tratar de asimilarse a los principios de Falun Dafa de Verdad, Compasión y Tolerancia. Él encontró que la práctica era muy bella y profunda.

Un tiempo después, el hombre estaba afuera trabajando cuando de repente sintió que debía ponerse su chaleco antibalas.

“Mis compañeros de trabajo me dijeron que no necesitaba usar la chaleco antibalas porque estaba a salvo, pero me resistía a escuchar y me puse el chaleco antibalas para protegerme”, escribió en PureInsight.org.

(Foto por Scott Olson/Getty Images)
(Foto por Scott Olson/Getty Images)

Efectivamente, ese día recibió un disparo directamente en el tórax. La fuerza del impacto lo arrojó cinco metros hacia atrás y al piso. El atacante caminó hacia él y le disparó por segunda vez, nuevamente en el pecho.

El atacante estaba usando municiones que podían penetrar más de 40 capas de blindaje de Kevlar, y la bala fue diseñada para explotar después de que ingresa al cuerpo.

El pistolero apuntó con el arma a la cabeza del hombre, quien pidió ayuda a su Maestro y al fundador de Falun Dafa, Li Hongzhi, no una, sino tres veces.

Mientras el hombre en el suelo miraba el cañón del arma, el atacante apretó el gatillo. Pero todo lo que sucedió fue un sonido de clic. El hombre luego perdió el conocimiento.

Le dieron atención de emergencia y lo llevaron al hospital, donde los médicos trabajaron duro para salvarle la vida.

Tomaron múltiples radiografías y tomografías computarizadas de su pecho, en las que encontraron huesos fracturados y arterias cercenadas alrededor de su corazón. Él estaba sangrando fuertemente por dentro.

(BERTRAND LANGLOIS/AFP/Getty Images, OgnjenO/shutterstock)
(BERTRAND LANGLOIS/AFP/Getty Images, OgnjenO/shutterstock)

El daño fue tan extenso que su tórax se veía cóncavo e hizo un crujido cuando los médicos lo tocaron. La piel era negra y azul alrededor de su pecho.

“Los doctores dijeron que me preparara para lo peor y que notificara a mi familia sobre mi situación. Uno de mis compañeros de trabajo se quedó conmigo todo el tiempo, y cuando escuchó estas noticias, me sostuvo en sus brazos y lloró. Sentí sus lágrimas corriendo por mi rostro”, recordó.

“Le dije que no se preocupara y que estaba bien”, dijo.

Le pidió a su compañero de trabajo que lo ayudara a sentarse, porque se sentía demasiado débil para hacerlo él mismo. Luego le pidió que le cruzara las piernas en la posición de meditación. Sus brazos estaban muy débiles, pero hizo todo lo posible para sostenerlos, también en la posición de meditación.

No tenía idea de cuánto tiempo había pasado, pero finalmente el médico entró y vio que estaba sentado.

Foto de Practicantes de Falun Gong, sentados en meditación en Nueva Zelanda. (Minghui.org)
Foto de Practicantes de Falun Gong, sentados en meditación en Nueva Zelanda. (Minghui.org)

“No podía creer que aún no hubiera muerto”. Me preguntó cómo me sentía y le dije que estaba bien”, dijo.

El hombre le dijo al médico que sus máquinas no funcionaban correctamente. Los doctores estaban perplejos y decidieron volver a realizar las pruebas, ya que parecía estar mucho mejor de lo esperado. Sin embargo, las máquinas seguían descomponiéndose.

“Los doctores dijeron que su equipo parecía estar teniendo algún tipo de interferencia y que tenían problemas para hacer los ajustes necesarios”, dijo.

Durante este tiempo, el hombre sintió que las cosas cambiaban dentro de su pecho. Él creía firmemente que su Maestro lo estaba ayudando.

Los doctores finalmente miraron el segundo grupo de resultados de la prueba, y no podían creer lo que veían. La radiografía y la tomografía computarizada no mostraron huesos fracturados ni hemorragia interna. Su pecho ya no parecía aplastado y se sentía fuerte y firme al tacto. La piel solo apareció ligeramente decolorada.

“Él es un ángel”, le dijo un médico al otro médico. “Todas sus heridas han desaparecido. Solo un ángel puede haer tal milagro “.

El jefe del policía se había estado preparando para llamar a su familia y decirle que el hombre había muerto cuando escuchó la noticia de que su vida ya no corría peligro. Todos estaban conmocionados y llenos de alegría. .

Más tarde, el empleador del hombre se dio cuenta de que la armadura que llevaba puesta había impedido que las balas del pistolero penetraran en el Kevlar. Sin embargo, el chaleco no fue diseñado para resistir tales balas.

(GUILLERMO LEGARIA/AFP/Getty Images)
(GUILLERMO LEGARIA/AFP/Getty Images)

El chaleco del hombre fue enviado para pruebas, y se descubrió que el área que había detenido las balas era de un material diferente al resto de la armadura. Se realizó otra prueba en la armadura del cuerpo, en la que se disparó en un área diferente con el mismo tipo de bala que se había detenido durante el tiroteo.

Esta vez, la bala atravesó el frente y la espalda.

El empleador envió el chaleco al fabricante y pidió que se enviara másejemplares del mismo material que había detenido las balas.

El fabricante dijo que, aunque en realidad era su chaleco, nunca habían visto ni producido nada de este tipo de material que detuviera las balas.

“No pudieron explicar por qué el material era diferente y nunca han podido reproducir este tipo de material. Ni siquiera pudieron cortar una muestra del material porque es muy difícil “, dijo el hombre.

Su jefe le preguntó si le había hecho algo a la armadura para hacerlo más fuerte, pero el hombre dijo que no había hecho nada. Dijo que tenía que agradecerle a su Maestro por salvarle la vida.

Desde entonces, el jefe del hombre y otro compañero de trabajo han comenzado a practicar Falun Dafa, y ambos han experimentado eventos milagrosos en sus vidas.

A través de  La Gran Época.

Hombre es herido con balas de largo alcance y los médicos esperan lo peor, luego él pide sentarse
Califique esta publicación
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds