La profesora de una escuela estatal en Montevideo, la capital de Uruguay, decidió probar una práctica única de meditación en su escuela, donde muchos niños viven en medio de la violencia y la pobreza. Muchas personas se sorprendieron al conocer los resultados.

Yennyfer Quartino enseña a niños entre 11 y 14 años en una sección de sexto grado. Durante años, los estudiantes han tenido serios problemas con el comportamiento violento, la fatiga y la falta de concentración, lo que les dificulta progresar en sus estudios.

“El día escolar es largo”, dijo, según Minghui.org.

“Muchos estudiantes estaban cansados, no tenían energía y no podían concentrarse en las actividades de clase”

En 2016 Yennyfer aprendió Falun Dafa, o Falun Gong, una disciplina de meditación espiritual. Enseña los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, así como cinco ejercicios de meditación para mejorar el cuerpo y la mente. Este sistema, originario de China, actualmente se practica en más de 100 países.

(Cortesía de Minghui)

Yennyfer ha estado a cargo del mismo grupo de estudiantes desde el quinto grado. Ya había probado varias disciplinas diferentes y actividades quinestéticas con sus alumnos en el pasado y comenzaron a mostrar algunas mejoras.

“Este año decidimos probar algo diferente, que es Falun Dafa, y los resultados han sido maravillosos”, dijo Yennyfer

Los estudiantes de esta profesora comenzaron a hacer los ejercicios todos los días en el patio de la escuela después del almuerzo, justo antes de las clases de la tarde. Después de unas semanas, otros estudiantes quisieron unirse. Ahora casi toda la escuela hace los ejercicios diariamente en el patio.

“Estos niños tenían serios problemas de concentración y eran violentos en el aula. Los cambios que han hecho son conmovedores”, dijo el inspector de la escuela.

Otras personas también notaron los efectos en los niños.

“Se benefician no solo físicamente, sino espiritualmente. Ellos respiran y se relajan y vienen al aula enfocados y con una buena actitud”, dijo la directora.

(Cortesía de Minghui)

Los propios niños también notaron la diferencia.

“Me siento relajada. Me gusta, y luego cuando vamos al salón de clases, siento como si todo el estrés que tenía antes de practicar Falun Dafa se ha ido”, dijo Josefina, una estudiante de sexto grado que está especialmente entusiasmada con la práctica de Falun Dafa.

“Me siento más relajada y libre”, dijo una niña de tercer grado

“Siento mucha energía”, dijo un niño de cuarto grado.

Dos niñas de tercer grado, Nicole y Belén, dijeron al unísono que la práctica les da “¡Fuerza!”.

La profesora Yennyfer también diseñó un proyecto para su clase que se enfoca en los derechos humanos como parte del proyecto general de la escuela para establecer una cultura de paz.

Los niños aprenden acerca de los diferentes conflictos militares y abusos contra los derechos humanos que han ocurrido y siguen ocurriendo en todo el mundo, y trabajan juntos para aportar algunas ideas para la resolución pacífica de esos conflictos.

Un caso que estudian es la persecución a Falun Dafa en China, que comenzó en 1999.

Los practicantes de Falun Gong participan en un desfile y sostienen coronas con fotos de practicantes que fueron asesinados en China por sus creencias. (Benjamin Chasteen / La Gran Época)

“La paz en la sociedad no puede existir donde hay violencia, y el lugar para comenzar una transformación está dentro de nosotros”, escribió Yennyfer para el proyecto.

El programa tiene como objetivo desarrollar la coexistencia pacífica “donde se pueda lograr el respeto, la comunicación, la escucha y el trato justo”.

Los estudiantes dicen que ahora resuelven los conflictos hablando y discutiendo, porque “se entienden mejor y ya nadie se lastima”.

“Antes, todo el mundo tenía mal genio, pero ahora estamos más tranquilos”, dijo Joaquín, un estudiante de sexto grado

“Si él se comporta mal, debo tolerarlo”, dijo Leandro, otro estudiante.

El nuevo enfoque ha ayudado al aprendizaje y desarrollo de los estudiantes, y ha abierto una puerta para que los niños experimenten la paz, el autocontrol y la confianza.

Nota del Editor:

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de autocultivación para la mejora personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para obtener más información, visita: falundafa.org y faluninfo.org.

Fuente: www.lagranepoca.com.

Cómo logró esta maestra uruguaya combatir el bullying entre sus alumnos
Califique esta publicación
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds