(Minghui.org) Es difícil para la gente rica cultivar el Dao, ellos simplemente no pueden dejar ir su estatus y fortuna. Esto es incluso más así para un príncipe. Aquí una excepción. El fo Shakyamuni era un príncipe, y él tuvo éxito en la cultivación de fo. Alrededor de 2500 años atrás, el primer hijo del Rey Ling de la Dinastía Zhou (571-545 AC) cedió su corona y vida real con el propósito de encontrar el Dao. Después de treinta años, tuvo éxito.

El príncipe coronado, Ji Qiao, era muy bueno tocando el Sheng, “órgano de boca chino” o la flauta de caña. Su música imitaba el llamado de un fénix. Un día mientras viajaba de un lugar entre el río Yi y el río Luo, el príncipe se encontró con un maestro taoísta llamado, Fu Qiugong. Fu convenció al príncipe que lo siguiera a la montaña Song, y comenzó su práctica taoísta.

Treinta años después, el monarca envió un oficial llamado Huan Liang para buscar al príncipe. Huan Liang se las arregló para encontrar al príncipe en las montañas. El príncipe Ji Qiao le dijo a Huan Liang: “Por favor, dile a mi familia que me espere el 7 de julio en la cima de la montaña Goushi. Después que la familia fue a la cima de la montaña ese día, realmente vieron al príncipe sentado en la parte trasera de una grulla blanca.

Saludando a su familia desde lo lejos, el príncipe nunca se acercó. Él y su grulla estuvieron varios días en la cima de la montaña. Finalmente, desapareció volando con el ave. (De Lie Xian Zhuan, Biografías de los inmortales)

Historias de la Cultura China: Príncipe elige la eternidad sobre el trono
5 (100%) 3 votos
Categorías: Cultura Legado divino

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds