Compartir

La vida está llena de alegrías y tristezas que día a día debemos afrontar. Muchas veces, al sentir un vacío en nuestro corazón, buscamos algo que nos ayude a entender el porqué de las cosas que nos suceden. Algunas personas tratan de buscar por diversos caminos un alivio para su corazón y se sienten tristes cuando no encuentran las respuestas a sus preguntas.

Romina García, originaria de Argentina, había sufrido mucho durante toda su vida. Desde pequeña padecía un sinnúmero de enfermedades, además de sentir el rechazo de su familia, y no encontraba la razón de todo esto. Aun, siendo muy pequeña, sufrió situaciones de estrés que la llevaron a enfermar de gastritis. Incluso, los doctores diagnosticaron que su hígado funcionaba mal y terminaron extirpándole la vesícula, con la idea de que con eso mejoraría.

Créditos: Facebook |Tweetina Reyes.

Pasaron los años y su situación no cambiaba, por lo que se acercó mucho a la religión: leía la Biblia, en busca de respuestas, pero nada lograba llenar el vacío que sentía en su alma, en su corazón. Al final, siempre se sentía incompleta.

Sin embargo, una mañana de agosto en 2015, conoció una práctica que se exhibía en un Centro Cultural de la provincia de Salta, en Argentina.

Romina por fin encontró lo que tanto buscaba y la felicidad llegó a su vida

Romina vio un cartel que decía “Verdad-Benevolencia-Tolerancia” y eso llamó mucho su atención. Se trataba de la práctica milenaria china, Falun Dafa, también conocido como Falun Gong. Desde un comienzo, ella sintió que estaba predestinada a conocer esta práctica, con la que descubrió lo que tanto había buscado.

En una entrevista para La Gran Época, Romina cuenta que luego de leer Zhuan Falun, el libro principal de Falun Dafa, pudo darse cuenta de que el camino que había elegido y sus opciones de vida no eran los correctos.

“Antes de Falun Dafa, era una persona con mucho miedo, mi cuerpo estaba lleno de enfermedades y sufría de insomnio. Las relaciones con mi familia y la familia de mi esposo, eran muy malas y no lograba ninguna de las metas que me había fijado. Y, aunque tenía todo lo que necesitaba en la vida, no lograba ser feliz, porque sabía en mi interior, que faltaba algo más”, dijo.

Romina relata, que aprender Falun Dafa, la ayudó a cambiar su manera de pensar y de ver la vida. Así, supo lo que realmente significaba ser feliz.

Falun Dafa o Falun Gong, es una antigua y popular disciplina espiritual que consta de ejercicios suaves y una meditación, que brindan claridad mental y paz interna a las personas que la practican, entre otros beneficios.

“Poniendo en práctica los valores y actitudes basados en la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia que son los pilares de esta disciplina, podremos lograr que tanto el cuerpo como la mente, estén sanos”.

Gracias a esta práctica, Romina cambió como persona y era más positiva. Al cambiar sus pensamientos y mejorar su estándar moral basado en esos tres principios, sus enfermedades desaparecieron, las relaciones familiares mejoraron y las personas a su alrededor, también fueron influenciadas por todos esos cambios positivos.

Romina decidió entonces, ayudar a difundir la práctica de Falun Dafa en Salta. Junto a Amalia Montolfo, otra practicante, cada semana enseñaban los ejercicios de manera voluntaria y gratuita a todos los que deseaban conocerla.

Créditos: Minghui.org

Cosas extraordinarias comenzaron a suceder

El esposo de Romina, también había empezado a leer Zhuan Falun y a realizar la práctica de los ejercicios, pero gracias a su trabajo, tuvieron que mudarse a San Javier, Misiones, una provincia ubicada al otro lado del país.

Créditos: [email protected]

Durante el trayecto, cerca de la provincia de Misiones, cuenta Romina que se quedaron sin combustible en un lugar oscuro y desolado. Se sentían solos en medio de la nada y de pronto apareció un vehículo que se detuvo para auxiliarlos y como no conocían a nadie en el lugar, los dueños del vehículo los invitaron a quedarse en su casa. Estas personas, contaron a la pareja de esposos, que nunca se detenían en la oscuridad porque era muy peligroso; sin embargo, lo hicieron porque sintieron que algo dentro de ellos les dijo que se detuvieran.

Esta experiencia para Romina fue muy conmovedora, pues gracias a la práctica de Falun Dafa, estaban siendo protegidos por una fuerza superior, debido a su creencia en Verdad, Benevolencia,Tolerancia.

Créditos: Minghui.org

Un mes después de mudarse, de manera repentina, la madre y hermana de Romina fueron a visitarla, pero mientras conducían, tuvieron un accidente automovilístico en el que pudieron haber perdido la vida, sobre todo su madre, pues el impacto fue de su lado.

Al contar la madre de Romina que en el momento del accidente sintió un campo de energía entre ella y la puerta, Romina pensó que toda su familia también estaba siendo protegida.

Después de mudarse a un nuevo lugar, Romina, por un momento sintió miedo al cambio; pero, de manera inesperada, una vecina se acercó a ella para pedirle que le hablara de Falun Dafa. Esto le ha hecho pensar que “el cambio” le está dando la oportunidad de hablar con más gente sobre Dafa y enseñar la práctica en este nuevo lugar.

“Deseo de corazón que todos puedan conocer y disfrutar de los beneficios que brinda Zhen, Shan, Ren” (Verdad, Benevolencia, Tolerancia).

5 puntos que debes saber para aprender Falun Dafa

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios universales de Verdad, Compasión y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este sistema de meditación pacífica está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: falundafa.org y faluninfo.net.

A través de La Gran Época.

Esta argentina vivía en constante sufrimiento, hasta que unos ejercicios le devolvieron la salud
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds