No es un secreto que la lengua china antigua es la más rica en tonos entre todas las lenguas del mundo. También es conocido que, como en toda lengua tonal, una misma sílaba pronunciada en dos tonos distintos puede significar cosas radicalmente diferentes.

Sin embargo, después de escuchar la pronunciación original del poema chino de Shi – escrito hace “apenas” 2 milenios y medio– no queda otra reacción más que el asombrarse ante el extremo al que puede llegar el manejo de los tonos en el país de la cultura del dragón.

Casi como un juego, el poema del “Poeta que come leones” logra narrar la historia completa del temerario escritor con la sola pronunciación del sonido “Shi”, haciendo una rica combinación de los cuatro tonos vocales posibles de los que se vale el chino tradicional.

El poema del “Poeta que come leones” logra narrar la historia completa del temerario escritor con la sola pronunciación del sonido “Shi”, haciendo una rica combinación de los cuatro tonos vocales posibles

Aunque la tergiversación del lenguaje chino a través de los años pueda hacer parecer un poco incoherente la lectura del poema en la forma moderna de escritura, cualquier lector medianamente instruido puede deleitarse fácilmente con el ingenio del poema de Shi, escrito supuestamente por el poeta antiguo Yuen Ren Chao.

En el idioma castellano, las líneas del poema que comía leones básicamente rezan:

En una guarida de piedra estaba el poeta Shi, el cual amaba comer leones. Y decidió comerse diez.

Él a menudo iba al mercado para cazar leones.

Un día a las diez en punto, diez leones acababan de llegar al mercado.

En aquel momento, Shi acababa de llegar al mercado también.

Viendo esos diez leones, Shi los mató con flechas.

Shi trajo los cadáveres de los diez leones a la guarida de piedra.

La guarida de piedra estaba húmeda, lo que le hizo esperar hasta limpiarla.

Después de que la guarida de piedra estuvo limpia, Shi intentó comerse esos diez leones.

Cuando Shi comió, se dio cuenta de que esos diez leones eran en realidad diez cadáveres de leones de piedra.

Intenta explicar esto.

En sus 92 caracteres chinos, el poema logra expresarse en su forma más elegante:

《施氏食獅史》

石室詩士施氏,嗜獅,誓食十獅。

氏時時適市視獅。

十時,適十獅適市。

是時,適施氏適市。

氏視是十獅,恃矢勢,使是十獅逝世。

氏拾是十獅屍,適石室。

石室濕,氏使侍拭石室。

石室拭,氏始試食是十獅。

食時,始識是十獅,實十石獅屍。

試釋是事。

Sin embargo, la forma más curiosa en la que los occidentales pueden apreciarlo es escuchándolo u observando la escritura fonética Pinyin, una forma de escritura romanizada en la que cada carácter se traduce como una sílaba y cada tono está expresado en los cuatro acentos distintos utilizados por las lenguas chinas y derivadas:

«Shī Shì shí shī shǐ»:

Shíshì shīshì Shī Shì, shì shī, shì shí shí shī. Shíshì shīshì Shī Shì, shì shī, shì shí shí shī.

Shì shíshí shì shì shì shī. Shì shíshí shì shì shì shī.

Shí shí, shì shí shī shì shì. Shí shí, shì shí shī shì shì.

Shì shí, shì Shī Shì shì shì. Shì shí, shì Shī Shì shì shì.

Shì shì shì shí shī, shì shǐ shì, shǐ shì shí shī shìshì. Shì shì shì shí shī, shì shǐ shì, shǐ shì shí shī shìshì.

Shì shí shì shí shī shī, shì shíshì. Shì shí shì shí shī shī, shì shíshì.

Shíshì shī, Shì shǐ shì shì shíshì. Shíshì shī, Shì shǐ shì shì shíshì.

Shíshì shì, Shì shǐ shì shí shì shí shī. Shíshì shì, Shì shǐ shì shí shì shí shī.

Shí shí, shǐ shí shì shí shī, shí shí shí shī shī. Shí shí, shǐ shí shì shí shī, shí shí shí shī shī.

Shì shì shì shì. Shì shì shì shì.

Dentro del poema, conceptos como piedra, comer, diez, tiempo y jurarse encuentran el mismo tono de pronunciación, mientras que otros como guarida o cuento se encuentran en un grupo de tono distinto. El poema de Shi solo tiene su gracia si se lee en mandarín, ya que pierde su pronunciación original si se lee en otros dialectos, tales como cantonés, Min Nan o taiwanés.

Aunque las lenguas tonales puedan encontrarse en culturas de los cinco continentes, pocas de ellas son tan ricas en la variedad de pronunciaciones como el idioma chino. La aparente confusión causada por la repetición de la misma sílaba una y otra vez desaparece si se tiene en cuenta que, en el idioma madre de Oriente, el contexto en el que cada frase se encuentra inserta dice mucho acerca del significado de la misma.

De cualquier forma, la enunciación sonora completa del poema de Shi constituye una de las verdaderas rarezas fonéticas capaces de arrancarnos, cuando no un asombro, una franca sonrisa.

Share
Categorías: Cultura

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds