Compartir

El Rey Mono o Sun Wukong -del libro clásico Viaje al Oeste– es una especie de “superhéroe” representativo de la cultura tradicional china. Sin embargo es muy diferente a los superhéroes de occidente como Spiderman o Superman.

Los superhéroes occidentales parecen vulnerables a las debilidades humanas. El Rey Mono, por otro lado, no solo tiene grandes poderes, sino que durante su historia también sufre una gran prueba que transforma su vida.

Al principio, el Rey Mono despreciaba a todas las otras deidades, causaba el caos a su antojo y se creía el mejor de todos y que era imbatible, hasta que finalmente un gran Buda lo atrapó bajo una montaña para que entrara en razón. 500 años más tarde, el Buda dispuso que el Rey Mono también tuviera una misión mayor: proteger al monje Tang (su nuevo maestro) y ayudarlo a traer las escrituras budistas a China para que el budismo pudiera extenderse por todo el país.

En el camino, el Rey Mono supera 81 tribulaciones y, episodio tras episodio, aprende a ser más humilde y a despojarse de su naturaleza egoísta. Muy diferente a los demás superhéroes ¿verdad?

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

Viaje al Oeste es uno de los cuatro clásicos de la literatura china. Escrito en el siglo XVI por el novelista Wu Chen’en de la Dinastía Ming, esta historia de aventuras combina acción, humor y enseñanzas espirituales.

La novela transcurre en el siglo VII. Cuenta la historia de uno de los discípulos del Buda Sakya Muni, que fue desterrado del paraíso celestial por haber cometido el crimen de faltarle el respeto a la Ley Buda. Fue enviado al mundo humano y obligado a pasar diez vidas practicando la autocultivación religiosa para expiar sus pecados.

En su décima vida, ahora durante la Dinastía Tang, se reencarna como un monje llamado Xuan Zang (también conocido como Monje Tang y Tripitaka). El emperador desea que este monje viaje al Oeste y lleve las escrituras budistas de Mahayana de vuelta a China. Después de tener una visión de la Pusa Guanyin que lo inspira, el monje acepta la misión y comienza la búsqueda sagrada.

Pero el Monje Tang no está capacitado para emprender solo un viaje tan peligroso. Débil y tímido, no puede enfrentar a las criaturas malignas que quieren matarlo y comerlo (después de todo, se decía que su carne otorgaba la inmortalidad). Es así que la diosa Guanyin organiza un ecléctico grupo para que sean sus discípulos y lo protejan: el valiente pero impetuoso Rey Mono (también conocido como Sun Wukong), el lujurioso Pigsy, el taciturno Sandy y el Caballo Dragón Blanco. Todos habían sido desterrados al mundo humano tras cometer pecados en el Cielo. Gracias a su misericordia, Guanyin les da una oportunidad más para regresar a su hogar celestial: convertirse al Budismo y proteger al monje Tang en su peregrinación.

Ir a la portada de BLes.com.

El Rey Mono: un ‘superhéroe’ muy distinto a los demás
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Cultura Legado divino

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds