Compartir

Durante un largo período de tiempo, a Malva, mi hija de 10 años, le costó mucho conciliar el sueño por la noche. No recuerdo cuándo comenzó, pero era una gran preocupación.

Todos nuestros hijos tenían la misma rutina a la hora de acostarse y los más pequeños se dormían rápidamente, a excepción de Malva. Probamos una variedad de remedios pero nada la ayudaba.

“Mamá, no puedo dormirme. Nunca puedo dormir”, solía decir la pequeña después de pasar horas despierta. Se sentaba en la cama, totalmente desesperada. Y eso sucedía todas las noches, noche tras noche.

Cuanto más tiempo pasaba, más ansiosa se volvía. Le preocupaba no poder levantarse temprano a la mañana siguiente y tener todo listo a tiempo para ir a la escuela. Malva tiene su rutina matutina y ser capaz de mantenerla significa que se vaya a la escuela tranquila y feliz. Pero el insomnio a menudo no se lo permitía.

Las posibles soluciones no daban resultados

Como madre, constantemente trataba de encontrar la forma de ayudar a Malva a dormir bien por la noche.

Al ser consciente de la necesidad de mantener el equilibrio, sabía que demasiadas actividades físicas durante el día y cualquier cosa que estimulara la actividad cerebral cerca de la hora de acostarse, hacían que le fuera más difícil calmarse y quedarse dormida.

Así que elegimos restringirle ciertas actividades. Malva incluso sacrificaba con frecuencia las oportunidades para jugar con sus amigos después de la escuela. También tratamos que fuera a dormir mucho más temprano. Mi esposo y yo también incluso platicamos con ella en un esfuerzo por averiguar si algo la estaba molestando.

Pero todo esto tenía resultados muy limitados. Las noches de insomnio continuaron y no sabíamos qué hacer. Intenté no pensar en lo difícil que era para ella, o preocuparme por el hecho de que no tenía mucho tiempo para las cosas que quería hacer por las noches.

Una solución inesperada

Durante muchos años, mi esposo y yo hemos estado practicando un antiguo sistema de meditación chino llamado Falun Dafa, y nos hemos beneficiado mucho con ello. La práctica de Falun Dafa incluye ejercicios suaves y una filosofía sobre cómo mejorar uno mismo guiados por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Practicando Falun Dafa nos hemos beneficiado de muchas maneras en nuestra vida cotidiana como pareja: tenemos una relación más feliz y somos más respetuosos entre nosotros.

Siendo padres, es importante poder transmitir buenos principios a nuestros hijos. Practicar Falun Dafa y seguir las enseñanzas del libro Zhuan Falun me ha ayudado. Por ejemplo, a ser más sincera tanto con ellos como conmigo misma Soy honesta acerca de mis errores y no dejo que los conflictos se agraven y crezcan. En cambio, trato de ver dónde me equivoqué.

Puedo encontrar que la razón detrás de mi reacción es el egoísmo, el miedo o, simplemente, la pereza. Estas son las cosas que puedo soltar mientras me cultivo siguiendo los principios de Falun Dafa.

Como padres hablamos con nuestros hijos sobre cómo ser una buena persona de acuerdo con esta filosofía. Nuestros hijos también han probado los ejercicios y, a veces quieren hacer uno o dos de ellos, pero no sucede muy a menudo.

Este verano, cuando mi esposo y yo estábamos practicando al aire libre en un parque con el grupo local de Falun Dafa, Malva vino y se nos unió. La práctica de Falun Dafa tiene cuatro ejercicios de pie y una meditación sentada. Hicimos los ejercicios de pie pero acortamos el ejercicio largo, la meditación, para poder llegar hasta el final.

Malva medita con su hermano menor. (Imagen de la autora)

Poco después de llegar a casa ya era hora de ir a la cama y fue entonces cuando ocurrió un milagro: Malva se durmió al instante. Fue fácil concluir que esto fue porque ella hizo los ejercicios de Falun Dafa. Al día siguiente le pregunté cómo logró conciliar el sueño la noche anterior.

“Estuvo bien”, dijo.

“¿Cómo fue posible?”, le pregunté.

“Oh, sé por qué fue”, dijo y se rió, sin dar más detalles.

Meditación por la noche

Decidimos que a partir de entonces haríamos una meditación corta por la noche juntos antes de acostarnos. No tiene que ser por mucho tiempo, nos sentamos por alrededor de 10 minutos. Hacemos la meditación tal como se hace en Falun Dafa, con los movimientos de las manos y la música suave y apacible. Luego Malva se siente tranquila.

Hemos estado haciendo esto durante cinco meses y desde entonces, solo en muy raras ocasiones, Malva ha tenido problemas para conciliar el sueño.

Además, mi hija ha estado de mejor humor por las mañanas desde que medita regularmente. Antes tenía mal genio y se irritaba fácilmente por las mañanas, probablemente por la falta de sueño.

Este cambio es, por supuesto, bueno para toda la familia, especialmente a una hora del día que puede ser estresante.

Estoy muy contenta de que hayamos encontrado la forma de ayudar a Malva a dormirse fácil y pacíficamente. Ella dice que antes de acostarse solía tener muchas ideas persistentes en su mente que la mantendrían despierta, y que también le preocupaba no poder levantarse por la mañana. Pero durante la meditación, estos pensamientos y preocupaciones ociosos desaparecen.

Otro buen acontecimiento que hemos experimentado es que últimamente tenemos otro acompañante: el hermano de Malva, que tiene 8 años, también ha comenzado a meditar con nosotros.

De esta manera, toda nuestra familia se beneficia de la práctica de Falun Dafa. Estoy eternamente agradecida.

Eva Sagerfors y su familia viven en Suecia.

Fuente: lagranepoca.com.

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun.

Cómo esta madre curó a su pequeña hija de insomnio crónico
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Cultura Historias de vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds