(Redacción Bles) Si bien son cada vez más frecuentes los avistamientos de OVNIS y hasta las abducciones o secuestros atribuidos a seres extraterrestres, aún predomina el escepticismo al respecto y pocas veces se informa de los acercamientos humanos hacia la cultura de los extraños seres que parecen estar rondándonos inclusive desde la prehistoria (tal como lo comunican múltiples grabados en piedra o en pinturas rupestres de épocas remotas).

Aplicaciones del conocimiento extraterrestre

El mundo quedó estupefacto con la capacidad científica y tecnológica que dio apoyo a la campaña bélica alemana durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército nazi deslumbró con las innovaciones que en forma de artefactos de guerra logró fabricar en grandes cantidades y en tiempos récord para su época.

Decenas de pilotos aliados fueron desconcertados por la persecución de extrañas naves en forma de platillos volantes y aun como esferas luminosas atribuibles a sus enemigos alemanes.

En esta ocasión nos detendremos en el indiscutible genio que evidenció el inventor Nikola Tesla, de cuyos maravillosos productos se beneficia la humanidad en todos los rincones del mundo actualmente y que parece haber intervenido justamente en la producción de las sorprendentes naves que perseguían a los atemorizados tripulantes aliados.

El periodista argentino Abel Basti relaciona a Hitler con las sociedades esotéricas de su tiempo, entre ellas a la Sociedad Vril, quienes practicarían sesiones espiritistas en las que recibían mensajes de extraterrestres, incluyendo los planos de naves espaciales que dieron origen al Proyecto Haunebu, dirigido por el científico Viktor Schauberger, según el autor ya citado.

Aquí es donde aparece la bella María Orsic como la vidente que canalizó la tecnología alienígena que posteriormente fue interpretada, comprendida y concretada por el sabio Tesla.

¿Cómo se vinculaban Tesla y Orsic?

Nikola Tesla y María Orsic habrían colaborado en la creación de los platillos voladores nazis.

Tanto Nikola Tesla como María Orsic eran yugoslavos, compartían la misma dieta vegetariana y profesaban la religión ortodoxa griega. Entre otras similitudes, predijeron la derrota del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial en 1945, tal como lo registra Maximillien De Lafayette en su obra Los OVNI, Alienígenos, Nikola Tela, y el gobierno de los Estados Unidos, publicado en el 2013.

Las dotes extraordinarias como vidente de María (quien también se desempeñaba como profesora de ballet en Austria) le permitieron vincularse a la sociedad secreta Thule y en 1919 a la Sociedad Vril a partir de lo cual empezó a escribir mensajes en caracteres desconocidos por ella e identificados como sumerios.

María Orsic y su admiración por los nazis

Siendo María Orsic una nacionalista, ofreció sus servicios como vidente a los nazis. Los gráficos creados por Orsic contenían planos de las naves voladoras que empezaron a ser construidas por el gobierno de Hitler tal como relata Henry Rivera Valencia en su libro “Secretos alienígenas-Gobiernos-Vaticano”, publicado en Estados Unidos en 2015.

Diseño y especificaciones del Mk. IV Haunebu hecho totalmente a mano, recuperado de los nazis.

Después del primer prototipo fracasado se obtuvo el segundo, que alcanzó una velocidad extraordinaria durante 55 minutos. A estos siguieron varios más, hasta que en 1944 se les propuso como máquinas para la guerra a lo cual se opuso María, relata José Manuel Goig.

A través de la intensa correspondencia sostenida con Nikola Tesla, su compatriota residente en Estados Unidos, se puede inferir que compartían detalles de diseño y construcción de los platillos Haunebu fabricados por el Tercer Reich.

Sin embargo, todas las cartas desaparecieron, tal vez a causa de la requisa llevada a cabo por el FBI en el apartamento de Tesla a su muerte, tal como fue revelado por documentos desclasificados. No obstante, muchos dibujos relativos a platillos voladores fueron encontrados en los archivos dejados por Nikola.

Dibujo de platillo volador hallado en los archivos de Tesla.
Tesla dibujó con precisión hasta la ubicación de los pilotos de las naves Haunebu.

Tesla registró en sus libros, en sánscrito, detalles sobre la construcción de las naves a la par que dio detalles de las razas alienígenas, que para él eran amenazadoras. Ante esta hipótesis, inventó un rayo láser capaz de destruir naves extraterrestres.

Nikola Tesla y una representación del “Rayo de la Muerte” de su invención.

“Será posible destruir cualquier cosa que esté en un radio de 300 kilómetros”, afirmaba el extraordinario científico, quien no alcanzó a desarrollarla.

En este video se observan las naves desarrolladas por los nazis con la asesoría de Tesla y Orsic, según información extraterrestre captada por esta última.

videoPlayerId=e5ee50dca

Ad will display in 09 seconds

El siguiente video muestra una aeronave similar a las creadas por el proyecto Haunebu hallada mediante el uso de Google Earth en un área de acceso restringido en Estados Unidos, implicando quizás la utilización de la información relativa a los platillos voladores producidos en Alemania para reproducirlos en sus talleres.


Un platillo volador captado con Google Earth en el Área 51, restringida en Estados Unidos.

videoPlayerId=22cbad22a

Ad will display in 09 seconds

María Orsic fue avisada en 1945 de la derrota nazi gracias a sus fuentes extraterrestres, al decir de José Manuel Goig. Posteriormente recibió todos los archivos relacionados con la construcción de los OVNI de manos del doctor Otto Schumann, a cargo del proyecto nazi de fabricación de las naves y con quien colaboró estrechamente en el desarrollo del mismo.

Se dice que, abordando una de las extrañas naves, partió con rumbo desconocido sin que se volviera a saber de ella nunca más.

Una de las aeronaves del Proyecto Haunebu supuestamente desarrollado por los científicos alemanes.

Los contactos recientes con OVNI, según fuentes oficiales

Los OVNI continúan siendo parte de la realidad circundante.

“Vamos a encontrar pruebas de que existe vida en otros lugares del universo”, afirmó Charles Bolden, ex jefe de la NASA en 2015. “Hoy sabemos que hay literalmente miles, sino millones de otros planetas, muchos de los cuales pueden ser muy similares a nuestra Tierra”, añadió.

La NASA ya difundió oficialmente un video de la persecución de aviones de combate a un platillo volador, después de décadas de sospechoso silencio.

videoPlayerId=07b5286cf

Ad will display in 09 seconds

Este video que muestra evidencia de naves extraterrestres fue revelado por el Departamento de Defensa del gobierno norteamericano en diciembre pasado, y muestra a pilotos de aviones de guerra persiguiendo un OVNI sobre el Océano Pacífico en el 2004. La nave fue detectada a 26.000 metros de altura por el crucero naval USS Princeton.

El comandante del navío, que envió a perseguir al OVNI, David Fravor, dijo al diario New York Times que el aparato mediría unos 13 metros de largo, no se le veían alas ni motores y su velocidad era superior a la de las naves F-18 que la rastrearon.

El Comandante David Fravor afirmó haberse sentido “muy incómodo” con la aparición del OVNI.

Avión de combate Boeing F-18 similar al que rastreo al OVNI detectado por el navío USS Princeton en 2004.”En mi opinión, si esto fuera un tribunal de justicia, (diría que) hemos llegado al punto que va más allá de toda duda razonable. Odio usar el término OVNI, pero eso es lo que estamos viendo”, dijo Luis Elizondo, ex jefe del Programa de Identificación Avanzada de Amenazas (AATIP) (que permaneció en secreto por el gobierno de Estados Unidos), en diciembre pasado, al relatar su experiencia sobre la existencia de estas naves sorprendentes, con tecnología más avanzada que la comúnmente conocida en la Tierra.

Además, el ex funcionario advierte a su nación sobre la importancia de tomar conciencia de la amenaza potencial que revisten los OVNI.

Al referirse al aparato mismo y y su capacidad, presentado en el video oficial tomado en el 2004, Elizondo refiere que la maniobrabilidad era extrema, alcanzando velocidades supersónicas sin generar el ruido que conocemos y que podrían rebasar los 12.000 kilómetros por hora, datos que son confirmados por las señales de radar obtenidas a su paso.

Evidentemente, desde varios frentes la tecnología de origen extraterrestre se inmiscuye casi sin ser advertida por los seres humanos. ¿Qué sorpresa nos develarán las nuevas desclasificaciones de los archivos secretos? No lo sabemos. Pero a luz de los hechos, de lo que sí podemos estar seguros, es de que no estamos solos en el Universo.

Share
Categorías: Ciencia Tecnología

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds