Compartir

La revista Nature Astronomy publicó el 8 de octubre el estudio presentado por los científicos Long Zhao y otros, sobre el origen de la bruma que caracteriza la atmósfera de Titán, el mayor de los satélites del planeta anillado.

En la investigación se unieron recursos aportados por los Estados Unidos y Rusia, a través de varias de sus universidades, obteniéndose resultados inesperados.

Hasta antes de ser conocidos los resultados del estudio se creía que la bruma con coloraciones anaranjadas y marrones se producía a causa de proceso químicos ocurridos por acción de temperaturas elevadas.

El Laboratorio de Berkeley dió aviso de los hallazgos a través de su cuenta de Twitter.

“Los científicos presentan nuevas pistas para develar el misterio de la neblina atmosférica de Titán”

Los nuevos conocimientos

El postulado básico para los científicos se centró en un mecanismo químico que permita la formación de hidrocarburos policíclicos, (aromáticos policíclicos HAP), compuestos orgánicos,  a bajas temperaturas, y que sí sea el generador de la misteriosa nubosidad.

La coloración mencionada es debida a la presencia de aerosoles, los cuales requieren, para su formación, del benceno, un compuesto orgánico mucho más sencillo, que existe en Titán.

Así las cosas, mediante el ejercicio de unir al benceno con otras sustancias que también existen en la atmosfera del satélite, a modo de bloques, y aplicando una simulación con luz ultravioleta se llegó a la conclusión de que no son necesarias temperaturas elevadas para obtener el tipo de bruma de Titán.

La inesperadas reacciones químicas a bajas temperaturas en Titan despiertan el interés de los científicos.

De este modo, se obtuvieron “pruebas de una vía de reacción a baja temperatura que no se había pensado” explicó Musahid Ahmed, científico de la División de Ciencias Químicas del Laboratorio de Berkeley, quien también participó en el estudio, según Nature.

“La gente usa Titán para pensar en una Tierra prebiótica, cuando el nitrógeno era más frecuente en la atmósfera de la Tierra primitiva”, añadió Ahmed, denotando la importancia de la conclusión, aplicable al conocimiento del proceso de formación de otros cuerpos interestelares, bien sean planetas o lunas.

A su vez, Ralf Kaiser, de la Universidad de Hawái en Manoa, ante lo demostrado por el estudio en cuanto a la existencia de los HAP en el satélite, que son considerados los precursores de la vida dijo que “De hecho, no se ha detectado ningún HAP individual en la fase gaseosa del medio interestelar”, pero el estudio demuestra que están más extendidos de lo que se creía.

La presencia de los hidrocarburos policíclicos abre un amplio horizonte a las teorías que fundamentan nuevas investigaciones, dada la capacidad de reaccionar a bajas temperaturas que los caracteriza.

José Ignacio Hermosa – BLes

Nuevas pistas sobre la misteriosa bruma que envuelve a Titán, la luna más grande de Saturno  
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds