Compartir

La NASA compartió el 31 de diciembre los logros de la sonda espacial OSIRIS-REx, que rompió récords de la exploración espacial, a 110 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, al entrar en órbita alrededor del asteroide Bennu por primera vez.

“Es oficial! Estoy en órbita alrededor de #asteroide Bennu — ahora el cuerpo más pequeño jamás orbitado por una nave espacial. Mi cómodo recorrido alrededor del asteroide también establece un nuevo récord para la órbita más cercana de un cuerpo planetario por cualquier nave espacial”, expresó el tweet de la mision espacial.

La sonda espacial OSIRIS-REx entra en órbita alrededor de un asteroide y registra otros récords

Bennu pasa a la historia como el objeto más pequeño jamás orbitado por una nave espacial, y Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, Tucson, relata algunos detalles de la odisea y de lo que sigue.

“Entrar en órbita alrededor de Bennu es un logro asombroso que nuestro equipo ha estado planeando durante años” y “Con la campaña de navegación llegando a su fin, esperamos con interés la fase de mapeo científico y selección de sitios de muestra de la misión”, dijo el científico, según Asteroid Missión Org.

La sonda OSIRIS-REx entra en órbita alrededor de un asteroide y registra otros récords
Imagenes de Bennu, enviadas por la sonda OSIRIS-Rex.

Otra de las marcas superadas por la precisión de OSIRIS-REx, es la aproximación de tan solo 1.75 kilómetros al cuerpo interestelar, ya que la anterior fue de siete kilómetros, distancia lograda por la nave espacial Rosetta, del cometa 67P, en el 2016.

Tal cercanía a Bennu fue necesaria para que su gravedad, de tan solo 5 millonésimas de la de la Tierra, pudiese retener a la sonda de investigación.

“La gravedad de Bennu es tan pequeña que fuerzas como la radiación solar y la presión térmica de la superficie de Bennu se vuelven mucho más relevantes” dijo Dan Wibben, jefe de diseño de maniobras y trayectoria de OSIRIS-REx en KinetX Aerospace en Simi Valley, California.

La nave rodeará el cuerpo planetario a una velocidad con la que tardará 62 horas en cada órbita.

Mike Moreau, gerente del sistema de dinámica de vuelo de OSIRIS-REx, que trabaja en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, ofrece otras especificaciones de la misión.

“El diseño de nuestra órbita depende en gran medida de las propiedades físicas de Bennu, como su masa y campo gravitatorio, que no conocíamos antes de llegar”, dijo el Moreau, según la NASA, a la vez que comenta que estos datos ayudarán a afinar aún más las órbitas siguientes.

Estos datos son cruciales para el aterrizaje programado para el año 2020, cuando se tratará de obtener muestras del suelo, que serán entregadas en la Tierra en el año 2023, luego de tomar imágenes de alta resolución para determinar el lugar óptimo del descenso de la nave que partió en septiembre de 2016.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

La sonda OSIRIS-REx entra en órbita alrededor de un asteroide y rompe otros récords 
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds