Redacción BLes – Un médico de un centro de asistencia a pacientes terminales, Hospice Buffalo, en el estado de Nueva York en los Estados Unidos, ha estado registrando los sueños que los pacientes tienen en los días o semanas previas a su fallecimiento y ha encontrado un patrón sorprendente. 

El Dr. Christopher Kerr y su equipo han estado recogiendo los sueños y visiones de sus pacientes terminales durante 10 años y han encontrado que la mayoría de ellos soñaban con personas muy queridas que ya habían fallecido, reporta la NBC. 

La mayoría de los pacientes contaron que los sueños eran muy vívidos, casi se sentían reales, agradables y que les hacían sentir muy bien. 

Una mujer llamada Jeanne describe lo vívidos que son: “Recuerdo haber visto cada una de sus caras. Quiero decir, sé que eran mi mamá y mi papá y mi tío y mi cuñado. “Ella continuó:” Me sentí bien. Me sentí bien al ver a algunas personas”.

El Dr. Kerr confiesa que no era particularmente propenso a creer que estos sueños estuvieran relacionados con el proceso de la muerte al principio. 

En una charla en Ted Talks cuenta como una vez intentó un tratamiento con una paciente para tratar de prolongarle la vida. 

Cuando entró en la habitación para iniciar el tratamiento la enfermera le dijo, “no va a servir de nada, está muriéndose”, Kerr sorprendido por su respuesta le preguntó cómo podía estar tan segura, ella respondió: “Porque ha soñado con su madre fallecida” a lo que el doctor respondió que no recordaba haber escuchado eso en ninguna clase en la facultad de medicina. 

La enfermera respondió: “Hijo, te perdiste muchas clases en la facultad de medicina”. 

Durante 10 años el Dr. Kerr y su equipo han documentado 14.000 casos y de ellos el 80% de sus pacientes tuvieron esos sueños o visiones. 

“Lo que está claro es que la gente está diciendo universalmente que esto se siente más real y diferente a cualquier sueño que haya tenido antes”, dijo.

Los sueños y visiones tienen dos temas recurrentes, seres queridos que ya no están y prepararse para un viaje. 

Otros pacientes cuentan que durante en esos sueños resuelven asuntos inacabados con personas que ya no están. 

Por ejemplo, una paciente llamada Patricia sintió alivio después de entregarle un mensaje a su difunto esposo: “Le dije: ‘Deberías haberte ocupado de esto, y quiero que sepas que estoy realmente enojada porque no lo hiciste’, y él sonrió”.

El Dr. Kerr cuenta que cuando los pacientes son muy jóvenes, incluso niños que no han experimentado la pérdida de seres queridos sueñan con mascotas fallecidas. 

Una niña llamada Jessica explica sus sueños: “Sueño con mi viejo perro, Shadow, que ha fallecido”.

¿Por qué se tienen esos sueños? El personal del centro no está seguro, pareciera como si ocurrieran para reducir el miedo a la muerte, para hacer ese proceso más llevadero y agradable. 

Ni el Dr. Kerr ni su equipo tienen una explicación para lo que ocurre y según el mismo, a lo mejor tampoco es necesario que la haya. 

“Cuando se despiertan llorando por que algo les ha conmovido hasta lo más profundo, eso hay que respetarlo, eso es todo”, concluye. 

Ir a la portada de BLes. 

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados