Investigadores han hallado sangre líquida y orina en el cuerpo de un potro que murió hace 42.000 años y que fue hallado congelado en Siberia.

Los fluidos se hallaron en una autopsia del animal con la esperanza de poder investigar especies extintas, según ha explicado a la CNN el director del Museo Mammoth en la Universidad Federeal del Noreste (NEFU), en Yakutsk.

El potro tenía dos semanas de vida cuando falleció, probablemente víctima de una caída en el lodo.

Un potro congelado de 40.000 años
Un potro congelado de 40.000 años

Los expertos subrayaron el alto nivel de conservación del cadáver, tanto en su interior como en su exterior, al quedar momificado en el permafrost.

El descubrimiento es extremadamente raro debido a que “como regla general, la sangre se coagula o incluso se convierte en polvo en los restos fósiles de los animales de la era glacial, incluso si se preserva el cadáver parece estar bien”, explicó el director del museo.

“Esto se debe a la momificación cuando la humedad y otros fluidos biológicos se evaporan gradualmente durante miles de años, incluso si los restos están en el permafrost. Los restos se conservan mejor si están en el hielo, como sucedió con nuestro mamut”.

A través de 20 Minutos.

Fuente de información AP

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Categorías: Ciencia

Video Destacados