Compartir

Redacción BLes– El jueves pasado el centro de predicciones climáticas estadounidense NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) emitió un aviso que determina la presencia de un patrón que corresponde a un evento “El Niño”.

Recordemos que el fenómeno de El Niño y su contraparte más fría, La Niña, tienen efectos sobre el clima de todo el planeta.

Mike Halpert, director adjunto del Centro de Predicción del Clima de NOAA anunció que “las condiciones en el conjunto mar-atmósfera se han acoplado y recién en la mitad de febrero se puede anunciar su llegada”.

NOAA decretó la vigencia del un evento “El Niño” con débil intensidad que podría extenderse hasta el otoño de 2019.

Asimismo dijo que las temperaturas de la superficie del mar están por encima de los niveles medios, las observaciones actuales y los modelos climáticos indican que este evento sería débil y se mantendría hasta el otoño inclusive, pero los impactos globales no serían demasiado significativos.

Una de las características más sobresalientes de este evento en particular es lo tarde que se manifiesta. Generalmente “El Niño” o “La Niña” comienzan su vigencia a partir de los meses de septiembre u octubre, con algunos pocos eventos a partir del mes de noviembre. Son escasos los eventos, tanto para “El Niño” como para “La Niña” fuera de ese período.

¿Qué impacto tiene El Niño en esta temporada?

Al ser un evento tan tardío y con una intensidad débil, es poco probable que los fenómenos típicamente asociados a“El Niño” a nivel global sean significativos.

De todas maneras, la combinación de este fenómeno junto con los distintos factores regionales puede proporcionar una situación algo más importante, pero dependerá especialmente de los índices locales o regionales.

Una de las características más sobresalientes es lo sucedido en Australia en los últimos días. El evento típicamente asociado a “El Niño” en la región es la ausencia de precipitaciones, sin embargo, pocos días antes de su llegada en esta temporada, se produjo un evento significativamente extremo sobre la costa este australiana, donde se registraron lluvias y tormentas de enorme magnitud, siendo excesivamente superiores a los niveles normales para la región.

Las temporadas secas y húmedas en la costa del Pacífico están determinadas por la oscilación sur de El Niño, al igual que las tendencias de la temperatura en todo el mundo. Asimismo el Niño es responsable de muchos de los eventos de blanqueamiento de arrecifes a lo largo del océano, incluida la Gran Barrera de Coral.

El fenómeno del Niño o simplemente El Niño, es un fenómeno o evento climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico.

Ir a la portada de BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Regresa el fenómeno de “El Niño” ¿qué podemos esperar?
1 (20%) 3 votos

Compartir
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados