Artículo publicado originalmente por BLes el 4 de septiembre de 2018.

Redacción BLes – Las nociones y entendimientos se ajustan todos los días a los nuevos descubrimientos científicos, pero cambiar la idea de la existencia de un nuevo planeta dentro del Sistema Solar se consideraría demasiado arriesgado y controversial.

Sin embargo, las posibilidades de que exista un noveno planeta en nuestro sistema van en aumento, incluso la NASA expuso que este podría ubicarse 20 veces más lejos del Sol que Neptuno, y por lo visto ese es el mayor desafío para su identificación: la enorme distancia.

Aunque no se ha logrado ver, las evidencias de su existencia habían sido referidas y publicadas por varios astrónomos, como Chadwick Trujillo en 2014, cuando describió que un grupo de pequeños mundos en los confines del Sistema Solar seguían caminos similares alrededor del Sol.

Prof. Mike Browy y Prof. Konstantini Batygin, autores del estudio “Restricciones de Observación sobre la Órbita y la ubicación del Planeta Nueve en el Sistema Solar exterior”. Foto/Lance Hayashida/Caltech

“Si las cosas están en la misma órbita, entonces algo las empuja”, dijo Scott Sheppard, astrónomo de la Carnegie Institution for Science en Washington y co-descubridor del planetoide 2014.

Konstantin Batygin y Michael Brown del Instituto de Tecnología en Pasadena, California, en el Astronomical Journal publicaron en junio de 2016 evidencias de que en el Lejano Cinturón de Kuiper, la región de helados cuerpos que inicia desde Neptuno hacia el espacio, hay objetos con órbitas elípticas que apuntan en la misma dirección.

En el informe de la Universidad de Cornell, Konstantin Batygin anotó que el planeta “perturbador”, como lo llaman, debería pesar entre cinco y 20 masas terrestres y seguir una órbita elíptica cientos o incluso mil veces más distante del Sol que la Tierra.

El Planeta Nueve se encontraría en la región del Cinturón Kuiper. Recreación. Foto/Science Photo Library

Aquel lejano espacio oscurece demasiado rápido, los planetas que están dos veces más lejos se ven 16 veces más tenues debido a que la luz solar se debilita.

A una distancia orbital de 600 Unidades Astronómicas (una UA es la distancia entre la Tierra y el Sol), el Planeta Nueve sería 160,000 veces más tenue que Neptuno (que se encuentra a 30 UA del Sol), por lo que a 1,000 UA parecería 1 millón de veces más débil.

“Realmente hay un muro de ladrillos, básicamente, a 1.000 UA”, ilustra Kevin Luhman, astrónomo de la Universidad Estatal de Pensilvania, para graficar la oscuridad del lugar.

Esto es en parte por lo que ubicar y tener imágenes de este planeta resulta ser todo un reto para la ciencia actual.

Los investigadores Brown y Sheppard tienen equipos que están buscando al planeta con el telescopio Subaru en Hawáii, que tiene un amplio campo de visión y ayuda a los científicos a explorar una posible búsqueda del tamaño de 4,000 lunas llenas. Cada equipo realiza una semana de visualización cada año, dependiendo de las condiciones del clima.

Las pesquisas han querido involucrar a los telescopios milimétricos de la Antártida y Chile, pero estos instrumentos están en proyectos de mapeo de microondas cósmicos, por lo que no coincide con el momento correcto.

Pero el camino de investigaciones no ha sido en vano, ha arrojado otros hallazgos. Sheppard confirmó el descubrimiento y redescubrimiento de pequeñas lunas de Júpiter, y el científico Surhud Morequien trabaja con Brown en la encuesta de Subaru, está mapeando el halo de materia oscura alrededor de nuestra galaxia apuntando a estrellas parpadenantes.

“En realidad, estamos tratando de encontrar cualquier cosa que salga abruptamente en la noche”, dice Sheppard.

Muchos astrónomos siguen convencidos de que el gran descubrimiento está a la vista: uno que reescribiría los libros de texto hasta el nivel de la escuela primaria. “Cada vez que tomamos una foto”, comenta More, astrónomo de la Universidad de Tokio, “existe la posibilidad de que el Planeta Nueve esté en la toma”.

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados