Redacción BLes – Los científicos de la NASA Guillermo Stenborg y Russell Howard estaban buscando evidencias de una zona libre de polvo galáctico cerca del Sol cuando ‘por casualidad’ descubrieron un anillo desconocido en la órbita de Mercurio

Los científicos, que han publicado los resultados de su trabajo en la revista The Astrophysical Journal, encontraron una fina neblina de polvo cósmico sobre la órbita de Mercurio en forma de un anillo de 15 millones de kilómetros de ancho. 

“Hasta ahora, no se ha encontrado evidencia de espacio libre de polvo, pero eso es en parte porque sería difícil de detectar desde la Tierra”, señalan los científicos.

De hecho, los científicos solares como Howard, que estudian la actividad solar, para entre otras cosas pronosticar el clima espacial inminente, llevan años desarrollando técnicas para eliminar el efecto del polvo. 

Esta visualización muestra una simulación del anillo de polvo en la órbita de Venus alrededor del Sol. Los científicos plantean la hipótesis de que un grupo de asteroides nunca antes detectados que orbitan alrededor del Sol con Venus son los responsables de suministrar el anillo de polvo de Venus.
Esta visualización muestra una simulación del anillo de polvo en la órbita de Venus alrededor del Sol. Los científicos plantean la hipótesis de que un grupo de asteroides nunca antes detectados que orbitan alrededor del Sol con Venus son los responsables de suministrar el anillo de polvo de Venus.

“Solo después de eliminar la contaminación lumínica del polvo se puede ver claramente lo que está haciendo la corona”, explican los científicos.

En sus observaciones del Sol, los expertos encuentran dos tipos de luz:  la luz de la ardiente atmósfera exterior del Sol, llamada corona, y la luz reflejada en todo el polvo que flota en el espacio.

La luz del Sol reflejada en este polvo, que orbita lentamente alrededor del Sol, es aproximadamente 100 veces más brillante que la luz coronal.

“No importa cómo miren los científicos desde la Tierra, todo el polvo entre nosotros y el Sol se interpone, engañándolos para que pensemos que el espacio cerca del Sol es más polvoriento de lo que realmente es”, aseguran. 

Los expertos estaban buscando la manera de hacer observaciones sin el “molesto polvo” cuando se toparon con el anillo de polvo en la órbita de Mercurio. 

A cierta distancia del Sol, de acuerdo con una predicción de décadas de antigüedad, el poderoso calor de la estrella debería vaporizar el polvo, barriendo todo el espacio.

Saber dónde está este límite puede decirles a los científicos acerca de la composición del polvo en sí, e insinuar cómo se formaron los planetas en el joven sistema solar, señala la NASA en un comunicado.

Asteroides en la órbita de Venus

Esta no es la primera vez que los científicos encuentran un anillo de polvo en el sistema solar interior.

Los asteroides representan bloques de construcción de los planetas rocosos del sistema solar. Cuando chocan en el cinturón de asteroides, arrojan polvo que se dispersa por todo el sistema solar, que los científicos pueden estudiar en busca de pistas sobre la historia temprana de los planetas
Los asteroides representan bloques de construcción de los planetas rocosos del sistema solar. Cuando chocan en el cinturón de asteroides, arrojan polvo que se dispersa por todo el sistema solar, que los científicos pueden estudiar en busca de pistas sobre la historia temprana de los planetas

Hace veinticinco años, los científicos descubrieron que la Tierra orbita alrededor del Sol dentro de un gigantesco anillo de polvo. Más tarde, se descubrió un anillo similar cerca de la órbita de Venus en 2007, lo que se volvió a confirmar en 2013. 

Desde entonces, los científicos determinaron que el anillo de polvo en la órbita de la Tierra proviene en gran parte del cinturón de asteroides, la vasta región en forma de rosquilla entre Marte y Júpiter, donde viven la mayoría de los asteroides del sistema solar.

Estos asteroides rocosos chocan constantemente unos contra otros, dejando caer el polvo que se adentra más profundamente en la gravedad del Sol, a menos que la gravedad de la Tierra arrastre el polvo hacia un lado, hacia la órbita de nuestro planeta.

 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados