Compartir

La NASA efectuó pruebas en el desierto cercano a Pahrump, Nevada, EE. UU., en las que simularon un sismo de 3 a 4 grados, a 300 metros de profundidad que fue captado por los instrumentos portados por dos globos aerostáticos, uno sujeto a la Tierra y otro flotando libremente, el 19 de diciembre.

Con base en los resultados obtenidos, se determinó que los equipos pueden medir los cambios producidos en la presión atmosférica y en las ondas infrasónicas de baja frecuencia, con los globos a varios cientos de  metros de distancia de la fuente, según el artículo de Science.

La NASA enviaría globos para detectar terremotos en Venus y conocer mejor su composición
Modelo de globo aerostático con fines científicos.

Si la misma tecnología se pudiese ubicar en Venus, se detectarían los terremotos del planeta y se obtendrían pistas de su interior y tal vez hasta de las causas que lo hicieron evolucionar de manera tan diferente a la de la Tierra.

Siddharth Krishnamoorthy, miembro del equipo de experimentación del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA en Pasadena, California, Estados Unidos, se pronunció al respecto.

“Nunca hemos hecho una medición sísmica directa en Venus”, dijo el científico, proyectando el posible futuro de los globos, aplicados al planeta vecino.

“Hay mucho que los globos pueden ofrecer en términos de desbloquear algunas preguntas importantes sobre el planeta”, agregó.

La NASA enviaría globos para detectar terremotos en Venus y conocer mejor su composición
Modelo de globo europeo para la exploración en Venus.

Para la prueba colaboró el Departamento de Energía de Estados Unidos que realizó una explosión química de 50 toneladas a unos 300 metros bajo tierra, generando un terremoto de magnitud 3 ó 4, en parte para verificar la capacidad de la agencia para detectar explosiones nucleares subterráneas.

Cabe tener en cuenta que en Venus, las temperaturas son tan altas como para derretir el plomo, -462 grados centígrados- y las presiones son tan abrumadoras que aplastarían a un submarino, por lo que se calcula que a 50.000 metros de altura las circunstancias serían tan moderadas como para hacer posible las mediciones.

Como antecedente se cuenta con la misión ejecutada por la antigua Unión Soviética, que logró hacer flotar dos globos durante 2.5 días, hasta que se les agotaron las baterías.

Dado que la atmósfera venusina es mucho más densa que la de la Tierra, se espera que las ondas vibratorias se transmitan mucho mejor al pasar del suelo a la atmósfera, viajando más fácilmente.

Sin embargo, el ruido de fondo del planeta es un desafío descomunal, al considerar sus vientos van a velocidades supersónicas, según el mismo medio.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

La NASA enviaría globos para detectar terremotos en Venus y conocer mejor su composición
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados