La NASA anunció el 17 de abril que el gran Telescopio Espacial James Webb será orientado hacia la misteriosa “medusa Galáctica” ESO 137-001 que tiene una “cola gaseosa” de 260.000 años luz.

Los científicos encontraron que de esta galaxia cuelgan cintas azules de estrellas jóvenes como tentáculos cósmicos, vista a la luz visible.

Pero al ser observada con luz de rayos X, se encuentra una cola gigante de gas caliente que fluye detrás de la galaxia.

La NASA señala a la misteriosa “medusa galáctica” como el objetivo del Telescopio James Webb
La misteriosa “medusa Galáctica” ESO 137-001 tiene una “cola gaseosa” de 260.000 años luz.

De este modo, la misión del moderno telescopio será la de determinar cómo se está extrayendo el gas de la galaxia y por qué se están formando estrellas dentro de esa cola gaseosa.

“Tanto el gas como el polvo están siendo despojados, pero cuánto y qué sucede con el material despojado y con la galaxia en sí son preguntas abiertas“, dijo Stacey Alberts de la Universidad de Arizona, co-investigadora del proyecto, en la declaración según  la NASA.

La NASA señala a la misteriosa “medusa galáctica” como el objetivo del Telescopio James Webb
Representación del Telescopio Espacial James Webb.

Asimismo, la Agencia Espacial comunicó que se utilizará  el instrumento de infrarrojo medio (MIRI) que observa la luz infrarroja en longitudes de onda de 5 a 28 micras, logrando 50 veces más detalle espacial y 20 veces mejor detalle espectral que con el trabajo de sus predecesores.

 MIRI es sensible a la luz emitida por las moléculas de hidrógeno, así como a elementos químicos como el azufre y el oxígeno.

Además de aprender sobre la composición del gas y el polvo dentro de estas regiones de formación estelar, los astrónomos medirán las condiciones físicas del gas como la temperatura y la densidad.

Se sabe que la mayoría de las galaxias viven en grupos, por ejemplo, la Vía Láctea es miembro del Grupo Local, que también contiene galaxias como Andrómeda y la espiral del Triángulo.

Por otro lado, algunas galaxias residen en concentraciones mucho mayores de cientos o incluso miles de galaxias conocidas como cúmulos de galaxias.  La “medusa galáctica” ESO 137-001 forma parte de un cúmulo llamado Abell 3627.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados