Redacción BLes – La NASA ha anunciado que cuando el rover de Marte 2020 aterrice en el Planeta Rojo a principios de 2021, llevará consigo un pequeño helicóptero, la primera nave humana en volar en otro planeta.

Hasta el momento se han enviado al planeta rojo orbitadores, landers y rovers, pero nunca ninguna máquina voladora.

Sin embargo, el objetivo principal de la misión Marte 2020 podría ser alcanzado incluso si el helicóptero no funciona, asegura la NASA, que considera la acción como una demostración tecnológica. 

Aunque los helicópteros son una tecnología bastante vieja en la Tierra, volar uno en Marte presenta importantes desafíos.

“Nunca antes se había hecho volar un vehículo más pesado que el aire dentro de la delgada atmósfera de Marte, y estamos entusiasmados de que nuestros expertos en aeronáutica puedan ayudar con esta importante misión espacial”, dijo Susan Gorton, gerente de la Tecnología Revolucionaria Vertical de Elevación de la NASA (RVLT). 

Debido a lo delgada que es la atmósfera de Marte, cuando la aeronave vuele sobre la superficie del planeta será como volar a 30.000 metros en la Tierra, cuando la altura máxima que alcanzan los helicópteros en nuestro planeta es de unos 12.192 metros. 

Así que los ingenieros de la NASA en el Laboratorio de Propulsión a Reacción tuvieron que hacer una nave que fuera increíblemente ligera e increíblemente fuerte.

Así, el helicóptero resultante es solo del tamaño de una pelota de baseball y pesa menos de 2 kilogramos. Las palas del rotor girarán a 3.000 rpm (revoluciones por minuto), 10 veces más rápido que la mayoría de los helicópteros de la Tierra.

El equipo lleva trabajando en el proyecto desde 2013 como una demostración de tecnología, aunque no fue aprobado para la misión de Marte 2020 hasta mayo de 2018.

El tema de las comunicaciones presenta un problema para los ingenieros que han tenido que descubrir cómo navegaría con demoras en las comunicaciones entre Marte y la Tierra. 

Así que el Mars Helicopter será autónomo, volando solo en vuelos cortos. Recibirá comandos y se comunicará a través del móvil, pero tendrá sus propias baterías de energía solar y un calentador para mantenerlo caliente en las frías noches marcianas.

Su misión durará 30 días e incluirá cinco vuelos. Al principio, estas serán simples pruebas de sobrevuelo a solo 3 metros del suelo, sin embargo, el objetivo es que logre emprender vuelos más largos que durarán 90 segundos.

Si el helicóptero tiene éxito, la NASA espera que las futuras versiones puedan ser utilizadas como misiones de exploración para otros rovers, o para regiones de imagen inaccesibles para un explorador con ruedas.

 

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados