Sammy Basso, un joven de 23 años que sufre el síndrome de progeria, de envejecimiento acelerado Hutchinson-Gilford, es ahora el más longevo del mundo (nació en 1995), porque sus probabilidades de vida llegaban tan solo a los 13 años.

Es biólogo molecular y participó, con otros científicos de un estudio publicado en Nature, de acuerdo con el cual podría frenar los estragos que le causa su enfermedad degenerativa.

“Creo que soy el primer paciente de progeria que ayuda en la investigación de la propia progeria. Es fantástico haber podido participar, porque he trabajado muchísimo para hacer realidad esta investigación”, según El Mundo, del 18 de febrero.

Los procesos terapéuticos del estudio imprimirían “efectos permanentes” al actuar directamente sobre la mutación genética que provoca la enfermedad, y se basa en la aplicación de la herramienta de edición genética CRISPR/Cas9.

 El joven científico que lucha para detener su propio envejecimiento acelerado (video)
Sammy Basso es un longevo entre los que sufren progeria.

“Lo más increíble de la investigación fue cuando vimos que la esperanza de vida de los ratones aumentaba. ¡Fue increíble verlo con mis propios ojos!“, cuenta Sammy al referirse a los resultados obtenidos en los ratones a los que les extendieron la esperanza de vida con el tratamiento.

La progeria, provoca desde el nacimiento un envejecimiento acelerado del organismo, y los pacientes no sobreviven a los primeros años de la adolescencia. Se debe a una mutación en el gen LMNA que genera la acumulación de sustancias tóxicas en el núcleo de las células, y no tiene cura.

Sammy fue uno de los primeros en tomar un tratamiento creado por el científico Carlos López Otín y su equipo, en la Universidad de Oviedo, España, y de allí derivó su vocación científica.

Basso se graduó por la Universidad de Padua, Italia y, en 2017, como parte de su trabajo de fin de carrera, se trasladó al laboratorio de López-Otín, donde se unió al proyecto y ayudó en los experimentos.

Todavía no se puede hablar de una curación, sin embargo, los resultados prometedores permiten continuar investigando hasta garantizar un tratamiento seguro para los pacientes humanos.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados