Redacción BLes – Arqueólogos chinos desenterraron una gran vasija que contenía huevos prácticamente intactos -a primera vista solo uno de ellos aparecía roto- durante las excavaciones que realizaban en una gran tumba de 2.500 años de antigüedad en la ciudad de Shangxing, provincia de Jiangsu, en el este de China.

Los investigadores del Instituto de Arqueología del Museo de Nanjing mostraron su sorpresa al abrir la tapa del recipiente cerámico, ya que es “es difícil que las cáscaras de los huevos permanezcan intactas durante tanto tiempo”, informó Xinhau.

Uno de los expertos, Zhou Hengming, precisó que por temor a que se descompusieran el equipo decidió que usarían rayos X para determinar la cantidad de huevos milenarios que hay en el frasco.

“La clara y la yema de huevo se han descompuesto en gran parte, pero a través de las pruebas de ADN podremos identificar si fueron encurtidos”, indicó Lin Liugen, jefe de la entidad científica.

Asimismo aseguró que podrían acompañar los restos del difunto simplemente porque fuera una de sus preferencias gastronómicas.

“Los huevos traen nueva vida, así que el frasco también podría simbolizar una continuidad de vida a través de numerosas progenies”, añadió Lin.

Esta no es la primera vez que se hallan huevos milenarios en China. En 2015, un grupo de arqueólogos de la provincia de Guizhou, al suroeste de China, encontraron un huevo milenario en una tumba de más de 2.000 años, pero la cáscara se rompió al tratar de limpiarla con un cepillo.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoce nuestro canal de YouTube BLes Mundo? ¡Suscríbase!

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados