Redacción BLes – Científicos chinos y japoneses encuentran una extraña estrella en ‘El Carro’ en la constelación de la Osa Mayor que no pertenece a nuestra galaxia. 

Los expertos creen que la estrella ‘intrusa’ catalogada como J1124+4535 pertenece a una galaxia enana vecina. 

El objeto celeste fue identificado por primera vez por el telescopio chino LAMOST en 2015 y entonces se pensó que podría ser pobre en elementos como el magnesio. 

Ahora, un nuevo estudio basado en las observaciones del telescopio japonés Subaru, del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, por sus siglas en inglés), confirmó las suposiciones de los astrónomos chinos y además registró niveles comparativamente altos de europio.

Esta es la primera vez que se observa una relación de elementos como esta en una estrella en la Vía Láctea.

Las estrellas se forman a partir de nubes de gas interestelar. Las relaciones de elementos de la nube principal imparten una firma química observable en las estrellas formadas en esa nube, explican los científicos japoneses en un comunicado.

“Así que las estrellas formadas juntas tienen relaciones de elementos similares. La composición de J1124 + 4535 no coincide con ninguna otra estrella en la Vía Láctea, lo que indica que debe haberse formado en otro lugar”, destacan los expertos.

Se han observado firmas químicas similares a J1124 + 4535 en algunas estrellas en galaxias enanas que orbitan la Vía Láctea.

Los modelos y simulaciones de evolución de galaxias sugieren que galaxias como la Vía Láctea crecen al absorber galaxias enanas vecinas.

Por lo tanto, tiene sentido que J1124 + 4535 nació en una galaxia enana ahora desaparecida que se fusionó con la Vía Láctea.

Estos resultados aparecieron en Nature Astronomy el 29 de abril de 2019.

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

 

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados