Redacción Bles– Científicos colombianos han desarrollado un método con el que se podría identificar los lugares de la Tierra con mayor peligro de impacto de asteroides, junto a sus correspondientes fechas de impacto aproximadas.

Por décadas los científicos en todo el mundo han estado observando a los asteroides, por el peligro que implican; como por ejemplo, la desaparición de los dinosaurios hace 65 millones de años, que fue presuntamente causada por un asteroide de gran magnitud.

Sin embargo, hay numerosos asteroides que caen día a día en la Tierra, pero no son percibidos por las personas, ya que la mayoría de ellos impactan en zonas despobladas o son lo suficientemente pequeños como para ser desintegrados en la atmósfera terrestre.

Asteroide / Foto: NASA

Algunos sí son identificados ya que tienen el tamaño suficiente para producir una explosión en el espacio generando un bólido. Otros aún más grandes pueden generar daños, como los dos que explotaron en Tunguska y Cheliábinskl (Rusia).

Debido al peligro que implica para las personas, los científicos monitorean cuidadosamente la actividad de los asteroides cercanos a la Tierra, y buscan predecir con exactitud cuándo y dónde ocurrirá el siguiente evento que podría poner en riesgo a la humanidad y a parte de la vida en nuestro planeta.

La inmensa cantidad de cuerpos celestes obligó a los astrónomos a crear una escala que sirve para calcular la posibilidad de caída de los asteroides. Las dos escalas más utilizadas son Escala de Palermo y Escala de Turín, que miden el riesgo del impacto de un objeto próximo a la Tierra.

Pero si bien la mayoría de las investigaciones se centran en responder al cuándo, pocas tienen un énfasis geográfico, que dé luces sobre los lugares en donde es más factible que impacte una piedra proveniente del espacio.

Cometa ISON / Crédito: NASA/MSFC/Aaron Kingery

Precisamente esto es lo que los investigadores de la Universidad de Antioquia, Jorge Zuluaga y Mario Sucerquia, quisieron resolver, y se pusieron a la tarea de investigar los lugares de la Tierra más vulnerables al impacto de asteroides.

Descubrieron que aunque no es posible señalar una única ubicación como la más propensa a recibir un impacto, la susceptibilidad varía en el tiempo, es decir, que a cada momento, distintos sitios de la Tierra enfrentan diferentes riesgos de impactos de meteoroides (nombre para los asteroides que atraviesan la atmósfera).

“Nuestro objetivo era determinar si toda la Tierra está expuesta por igual a los impactos de asteroides o si, como efectivamente lo constatamos, hay unos lugares más propensos que otros”, explica Zuluaga al diario El Tiempo.

Imagen del meteorito de Cheliábinsk / YouTube

Y es que precisamente los impactos ocurridos en Siberia occidental, en Rusia: Tunguska, en 1908, y el de Cheliábinsk, en el 2013, con los epicentros de ambos impactos a una distancia de solo 2.300 kilómetros, los llevó a cuestionarse sobre la cercanía de estos dos eventos.

“Esa cercanía geográfica nos hizo pensar que los dos impactos no ocurrieron en la misma zona por casualidad”, indica Zuluaga y agrega que “la diferencia en la probabilidad de que caiga un asteroide está determinada por el hecho de que la Tierra no es un planeta en reposo, sino que se mueve entre los asteroides”.

“Siempre –asegura Zuluaga– y dependiendo de la parte de la Tierra y de la hora del día la exposición a los impactos varía. Por ejemplo, cuando es mediodía, esa cara del planeta mira al Sol, y de esa dirección casi no llegan asteroides, porque los que vienen de esa zona tendrían que viajar en órbitas cercanas a nuestra estrella, y ahí no hay casi asteroides. En cambio, a la medianoche, apuntamos en la dirección contraria a la estrella y en esa dirección pueden venir más asteroides”.

Según el paper, que está siendo sometido para publicación en una prestigiosa revista inglesa y que está disponible públicamente en ArXivs, al atardecer puede haber más incidencia de impactos de meteoritos. Esto está relacionado con el sentido de la rotación del planeta.

Cuándo y dónde caerá el próximo meteorito. (Twitter @zuluagajorge)

Ellos desarrollaron un método innovador y completamente distinto de lo que se ha manejado hasta ahora para determinar los lugares más factibles de recibir impactos de asteroides. Por medio de un modelo digital que permite calcular qué partes de nuestro planeta están orientadas hacia los conjuntos de cuerpos espaciales, y por lo tanto, pueden convertirse en lugar de ‘aterrizaje’ de un meteorito.

Zuluaga explica el método de la siguiente manera: “Lanzamos objetos desde diversos puntos del planeta y en todas las direcciones, y vimos cuáles de ellos, al llegar al espacio, se posicionaban en órbitas cercanas a las de otros asteroides. Esas son las rocas que podrían impactarnos. No sin antes descartar aquellas que, recién iniciado su viaje, se encontraban con la Luna o terminaban cayendo en el Sol”.

“Si en cierto día del año, en el caso de Medellín, por ejemplo, se simula el lanzamiento de 800 asteroides, de los cuales 100 se pueden estacionar en órbitas similares a las de los asteroides reales. Ese mismo día y a esa misma hora, en otra ciudad, como Nueva York, del mismo número de rocas lanzadas solamente 20 llegan a una órbita asteroidal, lo que significa una menor probabilidad de impacto para la ciudad estadounidense”, agrega.

Asteroide Lutetia. / Crédito: ESA 2010 MPS for OSIRIS Team MPS /UPD /LAM /IAA/ RSSD/ INTA/ UPM/ DASP/ IDA

Los expertos astrofísicos concluyeron que las zonas ecuatoriales y del trópico eran menos vulnerables para el impacto de los cuerpos celestes (como por ejemplo, sudeste de Asia, África Central y Sudamérica).

Mientras que las regiones circumpolares y las latitudes templadas del hemisferio Norte (como por ejemplo el norte de Europa, Rusia y Canadá) estaban en situación de mayor riesgo.

No obstante, las zonas del mayor peligro no son estáticas, y la situación de ‘zonas críticas’ se está modificando.

Zuluaga enfatiza que su investigación no busca generar una alarma, ya que “cuando decimos que una ciudad como Medellín es más propensa a impactos hoy, no quiere decir que tengamos que salir a escondernos, porque, en el mundo, solamente hay dos impactos de meteoroides relativamente grandes por mes (la mayoría en lugares inhabitados y remotos, que ocurren como explosiones en la atmósfera). Esto es una lotería que juega toda la Tierra, que es inmensa, solo dos veces en este tiempo”, puntualiza.

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados