Redacción BLes – El antiguo Egipto fue una de las civilizaciones más misteriosas e intrigantes del mundo. Sus costumbres, tradiciones y cultura, que se remontan a los inicios de la civilización humana, continúan siendo un misterio para historiadores y arqueólogos que atribuyen una sabiduría, conocimiento y fortaleza extraordinarias a este pueblo.

Situada en el noreste de África, en las orillas del río Nilo se desarrolló como una de las primeras grandes civilizaciones agrícolas de la antigüedad. 

La superioridad de los antiguos egipcios con respecto a sus rivales, lo extraordinario de sus monumentos o sus rituales funerarios han atrapado la atención de eruditos de todos los tiempos hasta el día de hoy.

El antiguo historiador griego Herodoto, conocido como el padre de la Historia, explica en su obra Los Cráneos de Pelusium la diferencia entre los restos óseos de los egipcios y los de los persas tras la batalla de Pelusium entre ambos pueblos en el año 525 a.C. 

Estatua del historiógrafo Heródoto, en Viena.
Estatua del historiógrafo Heródoto, en Viena.

“Los huesos de los persas yacían separados en un lado según se dividieron al principio, y los de los egipcios en el otro, los cráneos de los persas son tan débiles que si los golpeas solo con una piedra, harás un agujero en ellos, mientras que los de los egipcios son tan fuertes que no los romperías si los golpeas con una piedra grande”, escribió Herodoto. 

Según el sabio griego, la causa de esta diferencia, que no sirvió para que ganaran esta batalla en cuestión, se encuentra en sus costumbres. 

“Los egipcios desde su primera infancia se afeitan la cabeza y el hueso se engrosa por la exposición al sol (…) Esta es la razón por la que estos tienen sus cráneos fuertes y la razón por la cual los persas los tienen débiles es que los mantienen delicadamente a la sombra desde el primer momento usando tiaras , es decir, gorras”, aseguraba Herodoto.

Hierro de otro mundo

La existencia de un trono de hierro forjado con mineral meteorítico de origen extraterrestre en la Gran Pirámide de Keops, es la hipótesis planteada para explicar el ‘enorme vacío’ detectado con tecnología punta en su interior.

Un reciente vacío de al menos 30 metros de largo fue descubierto en enero de 2018 en el interior de la Gran Pirámide de Keops por un grupo de científicos dirigidos por Mehdi Tayoubi (Hip Institute, París) y Kunihiro Morishima (Universidad de Nagoya, Japón), informó Europa Press. 

Este hallazgo ha desatado todo tipo de especulaciones sobre el origen extraterrestre de este impresionante monumento. 

Giulio Magli, Director del Departamento de Matemáticas y Profesor de Arqueoastronomía en el Politécnico de Milán, piensa que este vacío detectado podría ser un trono de hierro extraterrestre, como relata en su investigación publicada en arXiv.org. 

Según los investigadores, los egipcios conocían y utilizaban materiales procedentes de meteoritos de hierro (con un alto porcentaje de níquel) como el utilizado para la famosa daga de Tutankamon

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados