Compartir

NASA, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, de Estados Unidos, descubrió unos chorros de plasma, liberados por el Sol, que podrían resolver el misterio, que desde hace 150 años ocupa a los científicos, acerca de las diferencias entre las mayores temperaturas de la capa exterior y las de la superficie de la estrella local.

De hecho, la capa externa del Sol, -la corona- puede presentar una temperatura de un millón de grados centígrados, cerca de 200 veces superior a la de la superficie, lo que constituyó un enigma para la comunidad de científicos, y los chorros [jets] de plasma, o pseudo-choques, a los que coloquialmente se les llama ‘renacuajos’, serían la clave.

Antiguo misterio sobre las elevadas temperaturas solares: esto es lo que descubrió la NASA
Detalle de los pseudo-choques o ‘renacuajos’ que emiten las manchas solares.

Los alargados chorros de plasma caliente salen disparados desde las manchas solares, y recorren unos 4.800 kilómetros hasta la corona solar, aportando suficiente plasma y energía para causar las elevadas temperaturas que se registran allí.

Antiguo misterio sobre las elevadas temperaturas solares: esto es lo que descubrió la NASA
El espectrógrafo (IRIS).

Gracias a las observaciones realizadas por medio del espectrógrafo de imágenes infrarrojas (IRIS), se logró el descubrimiento.

Antes de la aparición de los ‘renacuajos’, los investigadores analizaban la hipótesis de que el calor mucho mayor de la capa exterior era causado por las nanollamaradas, diminutas explosiones que liberan profusamente partículas cargadas y calientes.

Antiguo misterio sobre las elevadas temperaturas solares: esto es lo que descubrió la NASA
La sonda espacial Parker Solar Probe.

También se le hacía seguimiento a la teoría de que eran las ondas electromagnéticas las encargadas de empujar partículas cargadas, de manera similar a como una ola del océano impulsa a un surfista.

Ahora los científicos esperan que lo datos que está aportando la sonda espacial Parker Solar Probe, enviada en agosto, permitan definir cómo se desarrolla el proceso que desplaza energía y calor adicional hasta la corona solar.

“Juntos podrían proporcionar una imagen completa del calentamiento coronal”, de acuerdo con Aleida Higginson, investigadora adjunta para la sonda espacial, en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en la ciudad de Laurel, Maryland, Estados Unidos.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Antiguo misterio sobre las elevadas temperaturas solares: esto es lo que descubrió la NASA
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados